A ella, aunque nunca lo sepa (fin)

A ti, que me diste siempre sin esperar nada
A ti, que viviste sin glotis para comunicar los detalles de tu dolor
A ti, que no esperaste que nadie entenderia tu dolor o quisiera entenderlo y tampoco te importó
A ti, ser vivo de cuatro patas

Te dedico mi sufrimiento y mi culpa, porque la tengo
porque, sin darte muchas veces, siempre esperé tu cariño,
porque no te entendí lo suficiente, no quise o no supe,
porque tengo glotis y no me sirvió para amarte más ni mejor,
porque tú, sin tenerla, sí me has enseñado cuáles son los valores que los humanos estamos perdiendo: el amor, la ternura, la solidaridad, la templanza, el aguantar el dolor sin hacer partícipes a los demás, la paciencia, lo bueno de tumbarse en el césped, que no hay que avergonzarse de mear o cagar, porque lo hacemos todos, el respeto, el perdón, la discrección…



porque soy también un ser vivo, aunque tenga glotis y sólo dos patas

No puedo comunicarle al mundo que sólo eras un animal y que el dolor que siento se pasará, porque no es cierto. El dolor intelectual no se pasa y el sufrimiento físico es el mismo para todos.

A ti, mi vida, mi chiquitina, MI responsabilidad:
Gracias por esta cura de humildad
Gracias por no razonar como un ser humano
Gracias por sentir como un ser vivo
Gracias por amarme y perdonarme
Gracias por rescatarme los valores que me hacen feliz

Sí, fui yo quien tomó la decisión de dejarte marchar, amor mío. No me salen más palabras porque el dolor se adueña ahora de mi parte más humana. Sé que no te gustaría verme así, así que sólo añado una cosa: tus enseñanzas las llevo conmigo. Intentaré aprender a perdonarme el no haberte sabido, podido o querido devolver todo lo que me diste. No sé si sabré hacerlo como tú me has perdonado hasta ahora, pero te prometo que me pasaré la vida intentándolo.

Ahora cumpliré mi castigo como ser humano, ya que sólo tengo dos patas y muchas lágrimas que derramar.

Un beso en el hocico, mi vida.

4 comentarios sobre “A ella, aunque nunca lo sepa (fin)”

  1. Las honduras de los sentimientos son lo mejor que define a los seres humanos que son sensible y por ello son los mejores seres humanos. Siempre que he leído y sigo leyendo tus textos, Marianela, encuentro en ellos honduras de sentimientos. Por eso, como te he dicho siempre y de corazón, no solo escribes muy bien sino que, sobre todo, sabes expresar y la expresión es fundamental para la Literatura y la Escritura en general. He leído, a veces, libros enteros de escritores famosísimos en el mundo entero que alcanzaron o alcanzan las más altas esferas de la Literatura, los más altos sitiales de la Literatura y los más preciados y famoso Premios de la Literatura y me he quedado frío, sin sentir emociones de sensibilidad y, hasta a veces, sin comprender ni entender nada de por qué han escrito esas obras tan famosas, para qué han escrito esas obras tan famosas, de qué sirven para la Humanidad entera esas obras tan famosas (solo me estoy refiriendo a algunos de ellos). Yo me quedo con tus textos y, de manera muy especial, con este… porque me convence… porque me llena… porque me emociona… Un besote amistoso, Marianela.

  2. Me ha hecho llorar tu texto. Estoy muy sensibilizada, porque perdí a mi perra (por inyección letal) el 2 de enero pasado. Tenía casi 15 años y cada día la echo más de menos.

    Creo que tanto tu perra como la mía sabían lo que las queríamos, y lo difícil que fue la decisión de acabar con sus sufrimientos.

    Te abrazo, Marianela.

  3. Hola Carlota. Estoy de acuerdo contigo. A Chester lo envenenaron cuando ya había superado los 15 años de edad… pero no dejo de pensar en que lo eliminaron en contra de su voluntad y la mía. A veces hay personas que no saben lo que hacen pero, es que quizás, tal vez solo quizás, sea mejor eliminarlos. Pero tengo dudas… tengo serias dudas…

  4. Hola, me encanta los sentimientos que nuestras mascotas nos hacen sentir. El verlos tan leales, expresivos cuando menean sus colas, sus brincos para recibirnos, su fuerza al defendernos. Cuanto aprende uno de verdad. Toda mi vida he tenido animales en mi casa, he visto a muchos morir, y he llorado mucho por ellos, todos y cada uno son diferentes verdad!, cada personalidad, uno se comunica con ellos, uno les da amor y ellos a uno. una mascota es tremenda compania, y amistad. Un abrazo fuerte a la distancia…

Deja un comentario