asperanza

pocas veces hemos gritado tan convencidos
como aquel lunes que decidimos no hablarnos
nos oíamos en las cavernas
nos precipitamos sin sangre en un mito de imposible corte humano
las cosas no han cambiado


ya sabemos amarnos sin promesas
podemos mirar sin ofender la prisa
perdimos el miedo de perdernos
cogidos de la muerte fuimos más
olvidamos que sabíamos hacernos daño
un pacto de ser nos hace aceptar que no somos
imprescindibles
y nos besamos más veces de las que decimos
los dos no estamos solos hasta que nos ofrecen la lívida compañía
podemos existir sin la renuncia
hablar de nada todo el día
hacer de lo inútil el arma poderosa y homicida
ella nos está esperando a tí y a mí en la misma suerte
para que no desconfíes de mi mortalidad
aunque mi verbo sea frío
mis manos te acarician constantemente casi cada dos años nos apretamos
con fuerza el enredo acalorado de nuestros dedos
nos vamos a mentir como si estuviéramos convencidos
ese es el desafío de nuestra ciencia
lo demás como lo bueno es ficción
pecaremos con el mismo bocado en distinta fruta
no me agota tu susurro repetido
y te pido que no te molestes si te escucho
ya soy mayor que mi futuro y te hablo desde la seguridad del que olvida
que no antes de ayer éramos niños
una madurez que no me merma
un pasar el tiempo sin pasar
y viejas canciones que aún no han nacido
el silencio colma el ritmo primitivo de lo nuevo
sentimos la nostalgia que nos une la cuerda que graciosa aprisiona
aquello que nos pide no pronunciarnos
amigos que tuvimos cada vez más son ausencia necesaria para el equilibrio
y tú y yo testigos de nada acordamos saberlo todo
y todavía no nos desmentimos y un todavía después tampoco
lugar el nuestro impredicible para dios que no existe tampoco existen
dos dioses a merced de nuestra invocación elevan su delirio
qué inhumanos los humanos pretendiendo ser humanos
nosotros tan nosotros que no nos parecemos a los humanos mismos
y de tanto descreer amamos el imperio de nuestro geográfico hilo que
nuestra voz conduce
todos los días somos más pobres en la medida que sabemos saber
como el verso malo de una canción de j sabina me ha dado el humo de
miró no del que pintaba sino el de el que escribía
dormido para siempre en el título de sus apellidos somos y seremos tan
jóvenes como a los jóvenes hagamos sentirse ofendidos
de la misma patria de los que no duermen nacimos para bien de nadie
no siento el poder del ser diferente se quererte con sed y eso basta
nadie me pregunta quienes somos
a todos respondo en la calle con el caminar tranquilo
somos un documento el mismo tiempo que hacemos del sonido
una pérdida lineal sin objetivos
yo no puedo amar como neruda pobre intento de saltar un listón
que él no alcanza
yo no puedo amar ni tú tampoco
demasiado pronto nos desnudamos al artista sin apenas pedirlo
generosa tu alma descubre su simpleza a un mundo que no entiende de cualidades
serás tan hermosa como tu intento por descuidarte
sabemos que no es necesario esperarnos
el ser libre nos construye una cárcel que la dificultad de su arquitectura
su construcción nos prohibe
cada día lo intentamos con el mismo resultado
hoy como ayer viene saturado de promesas
no podremos explicarnos ninguna la promesa cumplirá su oficio de largarse
dispones de todos los días para ser rebelde pero
son los días los que disponen de nosotros
el tiempo de la rebelión es limitado la rebelión no tiene prisa
somos soldados de una guerra no escrita
el ideal de nuestro nombre no coincide con estar vivos
en esta yerma era de lo desconocido
ni un minuto me entretengo en saludarme
me estoy desagradecido
espero que tú no tengas la misma sensación conmigo
este amargo despertar de humores
jugos bilis que sin cobardía aumentan su presencia en esta
traidora vía
quiero ser pagado agravio a desagravio con la regularidad malsana
pero que suceda
y quiero despertar con tu caracter imposible
ampliar mi lenguaje de tacos
no somos menos por querernos tanto
tanto que no lo sabemos y no lo sabemos porque no arrancamos
amapolas a las lindes mientras las promesas se suceden y desmoronan
somos un amor quebrado
con todos los amores
menos aquel que se explica con barras y gráficos
no me canso de reivindicar mi vaguedad esfuerzo inmenso no saber
aburrirse
ya no bebo me falta vocación y muerte
respeto tanto todo que parezco un anarquista
nadie va ha decir que en mis tiempos no lloré a tiempo pensando
en nadie como ahora pienso
tan precario el lenguaje y tan presente que parece un
personaje sin atributos la literatura de los pobres
todo poema engaña este tampoco tan poco que no lo parece
si fuera gloria fuertes estaría vivo
así he de continuar en esta frenética pira de abortos escrirituales
qué merito para el planeta ser siempre un desgraciado mientras mueras
si muerto alguien me enlaza que sepa que me anticipé a descalificar su
mayor torpeza
qué insonora nada me arropa con sus tonterías como niña mal criada
quiza ese dardo inocente y bien vestido lleve el veneno
que me conforme

Deja un comentario