Buscando la otra poesía.

He sabido de una música, anterior a los oídos
más vieja o más nueva, que el mismo tiempo.

Susurra un canto eterno, que los humanos no entienden.
Y en ella se expresa el verbo, en su modo perfecto.

Ando buscando las letras, que conjuguen su misterio.
Debo crear un abecedario, y mi lengua no puede.

4 comentarios sobre “Buscando la otra poesía.”

  1. Bueno, Fabio. Está bastante bien. Podemos hasta crear nuestro abecedario propio para ver si nos sale algo más o menos bueno. Un abrazo cordial. No te olvides nunca, por ejemplo, de susurrar poemas para ver si alguien se los aprende de memoria. Ya sabes que me refiero a los que visten bien en febrero. A esos que saben mucho de latín como el señor Martín… el del Banco de la Plaza de Canalejas. Jejeje.

Deja un comentario