Del caracter ambigüo de esos signos tan extraños

Escribe lo que sea:
tus palabras no son tuyas:
son del que te lee
el que a buen seguro,
hazme caso,
las tergiversará,
como el que rompe un vestido
a su anchura y altura.

Tu mensaje, el que sea, será presa
del crítico, que no sólo critica.
También se permite decir
que quisiste decir con tus palabras.

Un comentario sobre “Del caracter ambigüo de esos signos tan extraños”

  1. Es irremediable, me temo. Cada cual lee y asocia lo que lee con experiencias que tuvo o con planes futuros. Cada cual se somete a su subjetividad y eso debe ocurrirles hasta a los que leen las obras de escritores consagrados. Qué se le va a hacer, yo me contento con expresarme y, si no me entienden al cien por cien, no pasa nada. No pasa nada, créeme.

    Saludos.

Deja un comentario