EL ANCIANO

Y llegó el anciano al lugar
Lugar donde las hadas duermen al albor
Lugar donde duerme el dormilón
Durmiendo despierto, rumiando el tiempo
Tiempo que pasa deprisa sin despedirse
De tantas vidas pasadas en una
Una ristra de pensamientos al viento
Una vereda que se agranda lento
Una vida que se merece vivirla
Todos los amaneceres
En su otoño

Un comentario sobre “EL ANCIANO”

Deja un comentario