El maestro armero (El Chivatazo)

En Eibar están todos mas contentos que las lentejas en la Edad del Hierro. Hasta ya tienen su himno de guerra cuyo estribillo dice asï: «¡Firulirulí! ¡Firulirulá! ¡El afilaor! ¡Ha llegado el afilaor! ¡Se afilan botas, medias y calzones!»… pero menudo tomate a lo ketchup se está armando en la Segunda A. Esto es la repera y ya se sabe que cada pera tiene su peral. Tanto es así, o tonto es asá, que hasta Perales prepara su nueva versión cantando: «¡El balooooón es una cosa que sólo sirve para jugar! ¿En qué lugar le conociste tú? ¡Y tralará tralará tralará, el hijo de «El Sarampìón» tan listo que parecia y ha terminado en ladrón!». ¡La que ha armado Samper!

Resulta que en Murcia y en todos los alrededores de la comarca del Bierzo (que no sé qué pintan en este asunto pero pintar pintan bastante) todos los aficionados granotas están cargando sus tirachinas. Se avecinan pedradas, pedriscas y pedruscos de todos los tamaños, desde la X normal hast la XL supernormal. En Murcia ya todos preparan la fiesta que, por supuesto, va a terminar como el lucero del alba, y un almeriense (al que ni le va ni le viene esto del fútbol de las angustias) canta: «Las campanaaaaas! ¡De Linareeeees! ¡Repicandoooooo! ¡Todo el díaaaaa! ¡Las campanas de Linareeeee! Se huele la tormenta…

Samper ha hecho que la Bolsa de Londres caiga en picadillo y la Standar Oil ha bajado 28 octanos y alguien tendrá que pagar la factura porque las chicas del Mercadona se han ido sin pagar. ¿Pagará el pato el Mirandés? Los del Ebro no están de acuerdo y dicen que el azúcar es una cosa y otra cosa es el cacao que están armando la Liga, la Asociación, la Federación y los del Mercantil de los textiles y los calcetines.

Hasta las mandarinas se están subiendo a las parras y esto ha pervertido el Calendario y hay que suspender hasta al catedrático de las Ciencias Exactas porque no cuadra ni con cartabón. Las murcianas se quejan: «¿Es que los hombres nunca pueden estarse quietos?». El follón que ha armado Samper con el Murica deja en pañales al follón que armó Atila con los de la Europa Oriental. Tal es la bronca que se está armando en la Segunda A del portal de !Aquí no hay quien viva! que hasta los castellanos del Castilla y, de paso, los castellanos del Castellón, exigen un papel de protagonistas en esta novela rosa que parece un drama limón. ¡¡¡Limones!!! ¡¡¡Se venden limones frescos del Alianza de Lima y zumos del Limasol!!! ¿Estaremos entrando otra vez en la época de los arbustoides?

Deja un comentario