El tiempo progresivo

Me encanta muchas veces crear mis propios principios filosóficos sobre temas que me apasionan; y uno de ellos es el tiempo humano. A veces he escrito ya algunos artículos sobre él en esta página. Hoy tengo ganas de razonar sobre el tema sin más apoyo que mi propio pensamiento. El aspecto del tiempo del que deseo tratar hoy yo lo llamo tiempo progresivo.

¿Qué es para mí el tiempo progresivo?. Para razonarlo debo arrancar del siguiente punto de partida: la vida humana que, a pesar de los muchos reaccionarios que existen, es progresita, nadie la ha podido detener a pesar de que ha habido intentos de involución para «momificar» a las mentes humanas. Imposible. Estamos creados para progresar.

Bueno, pues el tiempo progresivo es esa porción de tiempo humano que todos experimentamos en nuestra memoria como «tiempo hacia delante». Es la acumulación de las experiencias diarias y cotidianas las que hacen que ese tiempo se plasme en nuestra mente como una «visualización» hacia el futuro: o sea, en otras palabras, el tiempo que realmente hace que evolucionemos los seres humanos hacia un mañana más completo.

Los seres pesimistas y negativistas se quejan continuamente y se creen de verdad que cualquier tiempo pasado fue mejor. Absurdo y falso. Cualquier tiempo pasado sólo fue diferente. No mejor, sino diferente. Cualquier tiempo pasado sólo fue diferente al actual. Es falso que la sociedad retroceda aunque a veces de esa impresión. Es cierto que atravesamos por crisis de valores y de principios pero es que los valores y los principios también evolucionan y cambian.

Cada vez las nuevas generaciones de humanos (debido al tiempo progresivo de las generaciones anteriores) son más inteligentes porque tienen más tiempo de progresión mental para estudiar. Son más inteligentes tanto para hacer el bien como para hacer el mal. Porque el bien y el mal se salen del tema que estoy tratando y habría que escribir todo un ensayo filosófico sobre ello.

Volvamos al tiempo prgresivo que es nuestro tema. El tiempo progresivo nos va haciendo cada vez más adultos en varios sentidos (no sólo en la acumulación de edad sino también en el desarrollo mental). El tiempo progresivo es la porción del tiempo humano que nos hace, cada día, cunmplir nuestras visiones de futuro con mayor claridad.

Los dictadores de la Historia humana han querido siempre detener el tiempo progresivo para anular las mentes de sus pueblos. Jamás lo han conseguido y jamás lo conseguirán. Usan la violencia física y síquica pero se sabe que esas violencias son consecuencias de la impotencia. Los dictadores son siempre personas impotentes (en todo el amplio sentido de la plabra impotente) y tarde o temprano se desploman y se destruyen a sí mismos. El tiempo progresivo es democrático y siempre triunfa.

Por eso, por ejemplo, el caso de que nosotros estemos escribiendo y leyendo en ésta página es gracias al tiempo progresivo de la vida humana. Cada día aprendemos a seleccionar algo de lo que leemos o escribimos y eso hace que nustra mente se elongue a través de dicho tiempo progresivo.

Adelante. El Universo Mental nos está esperando para que lo conquistemos poco a poco y el Universo Mental es infinito. Por eso el tiempo progresivo nunca acaba.

6 comentarios sobre “El tiempo progresivo”

  1. Entonces ese tiempo progresivo, sería parte del universo mental,verdad?conjunto de vivencias que propician nuestra evolución? hablas de la capacidad de razonar?porque la noción de tiempo es racional…

    personalmente apunto a liberarme de cualquier medida de tiempo para que no se congele dentro de mi…me gustan tus razonamientos.

  2. Progresivo… pero que palabra.
    Siempre he creído que todas las crisis son para fortalecer y reformar lo que somos en la vida.
    No se puede detener la mente (imagínate como sería si se pudiera… tal vez habrían cosas más sencillas, pero seríamos tan simples que ni siquiera nos daríamos cuenta), no se puede detener lo que pensamos, y es ahí justamente en donde está la base para avanzar (claramente, todo depende de la perspectiva y el concepto que tengamos sobre lo que el realmente es «avanzar»).
    Seremos pues, una proyección de nuestro tiempo progresivo.
    Que maravilla.

    Saludos amigo, dame unos días, le daré una vuelta a esto.

Deja un comentario