En esta nuestra noche.

No voy bebiendo en ríos secos
los amores que no son míos,
ni voy robando placeres
teniendo ya un amor.

No hay rincones de olvido,
ni llantos sumergidos en el dolor,
pues tus brazos me dejan volar
por los senderos del mundo.

Amor,
no hay poema sin aliento,
sin espera, sin remedio en la noche,
sin un robo al corazón.

Sin amarte, amor, no vivo,
no soy gavilán en la noche,
ni tengo agua fresca corriendo
por mi piel.

No, no hago más que besarte,
que adorarte, que mirar tus firmes
manos agarrando las mías.

Por que te quiero,
por que no hay finales sombríos,
ni castigos de fuerte mar,
te digo esto, por que te quiero,
que la inmensidad es pequeña si no estás,

Pero se amor, sabe mi corazón,
que en esta nuestra noche,
que en esta simple y viva noche,
solo estás tú y sólo estoy yo.

4 comentarios sobre “En esta nuestra noche.”

Deja un comentario