Galicia para Alfonso

Querido Alfonso hoy tambien lloraba en Espasante, las nubes se derretian dejandonos su fugaz recuerdo de lagrimas, aún así yo marché a la playa a desempolvarme el ausente entusiasmo del cual a veces gozo. busque unas cativas como aquí se les llama a los chiquillos, con las que ayer disfruté del agua fria (unos 18º) durante más de hora y media buceando, jugando a decirnos cosas divertidas bajo el agua, nadando, se me hizo un minuto lo que fue un montón de tiempo y hoy paseando por la playa con mis piernas sumergidas en tan buena y sutil sustancia, sentia melancolía pero de la buena de la que te trae al pensamiento preciosos momentos pasados, me dedique a capturar cangrejos para luego llevarlos a una fortaleza como si de principes y princesas se tratará. esto no tardó mucho pues rapidamente volví a dejarlos en las rocas jugeteando, pero para los niños fue una feliz azaña, ha sido un dia precioso como casi todos aquí en Galicia, te agradezco de corazón que me dediques unos de tus tantos y maravillosos versos, espero que no te importe que publique en el vorem, estas minúsculas palabras, un besazo.

Un comentario sobre “Galicia para Alfonso”

  1. Eres agradecida a quien te ha dedicado un espacio de su imaginación. En tus textos leo siempre sinceridad jugando con tu vida propia llena de imaginaciones. Así es, en realidad, la verdadera Literatura. Lo que sucedes, Alexis, es que la imaginación es la más verdadera de las realidades.

Deja un comentario