hace un año ..

«Quiero recordar esta noche, momentos que no volverán, y hacer de este humilde poema triste, una oración, una oración que tenga tanto amor , como el que yo te di alguna vez, tanto amor que no puedo explicar porque ya no estas aqui, junto a mi, como ayer en mis brazos , mirando el cielo, en la oscuridad, y aquí estoy recordando tu amor… «
Esa canción Me acaba de destrozar el corazón y acabó con mis cuerdas vocales e impulsó a mis dedos a escribir, y siempre escribo cosas tristes, siempre reclamo tu amor ausente, siempre reprocho la realidad, hoy ya hace un año de mi partida y siento el mismo desgarro en el pecho, dirás? Que haces allá? Diré yo: y tu que haces ahí? Pero eso no cambia la realidad de un sentimiento, y creo que jamás lo hará en mi.

Hoy no se nada de ti, hoy si te busco debajo de las piedra s no te encontraré, porque decidiste desaparecer, ya no escuchas mi voz, la oyes, ya no lees lo que escribo lo ves, y respeto esa actitud, ya no valgo, Ni merezco tu trato, o por lo menos así me haces sentir, y así se sintió Sandra y muchas personas más… Pase a ese plano y no tienes idea de lo que duele y lo que cuesta evolucionar así, más cuando creí en aquello de «no hay distancia, ni tiempo cuando el amor es sincero «…
Todos tenemo errores, pero ninguno es peor que la omisión..

Hace un año, y duele más …

3 comentarios sobre “hace un año ..”

  1. Hola Chinita2, que tengas un feliz y buen día, amiga. Si de verdad no te lee la persona a la que le diriges tus escritos quizás te sirva de alegría saber que yo siempre leo todo lo que tú escribes. Y no te sientas ya más veces triste. Sobre eso te cuento una parábola cristiana por si te sirve de ayuda: «Había una vez un ser humano caminando por el duro desierto y llegó un momento en que se quejó a Dios por haberle abandonado Jesucristo. Lo escuchó Jesucristo y le contestó: ¿Ves esas huellas que han quedado sobre la arena? Pues no te quejes tanto porque son las huellas de mis pies ya que te estoy llevando a cuestas». No duele más una pena porque hace un año que sucedió. No duele más una pena por eso. Te lo digo por propia experiencia y sabiendo lo que digo. Si te sirve de consuelo, ahí te envío una frase mía: «Un dolor no nos mata, lo que nos mata es seguir con ese dolor». Parece una perogrullada pero, ya vez, yo soy un optimista nacido y viviendo en un mundo deprimente. Pero nunca jamás me he deprimido por nada. Claro que conozco las lágrimas derramadas alguna vez que otra pero recuerda que lo sufrido durante la noche desparece al llegar la luz del sol. Amar la Luna no significa dejar de querer vivir bajo la Luz. Y recuerda que la Luz te la envía Dios, por petición de Jesucristo y a través de la alegría del Espíritu Santo. Coge un papel y escribe algo tan bello como: «Hoy comienzo a vivir porque comienzo a sentir que Jesucristo jamás me ha abandonado». Y deja las lágrimas para quienes tengan que pedir perdón a Dios. ¿Me estás comprendiendo?

  2. Gracias Diesel , entiendo perfectamente, y te doy toda la razón, tanto, que hasta hoy la tristeza, he sido muy débil y Jesús nunca me ha abandonado, así que hay más motivos para agradecer a Dios y sonreír que para lamentarse, decidí soltar las riendas al pasado y continuar, no siempre se comparten las mismas perspectivas y ese es el problema. Ya no más. Un fuerte abrazo! Dios te Bendiga, gracias por leer siempre y por tus palabras 😉

Deja un comentario