HE VIVIDO MAS DE LO QUE MEREZCO

Hoy por fin me atreví, a sentarme en el rincón oscuro de mi corazón, a ver el tránsito de mi complicada vida. ¿Acaso busco expiar las culpas? ¿Acaso miro al pasado, buscando un culpable del dolor de mi presente?
Siempre a la luz de las mentiras propias y ajenas, vivir, queriendo morir en cada adiós. Ciudades, personas, sentires, uniones, olores, colores, pieles, ausencias, llanto, risas y recuerdos…Esta vida mía, haciendo nidos y dejando todo atrás, mil comienzos. ¿A quien le importa? Cuerpos hermosos en camas cálidas, manos ávidas de placer, sensualidad indómita…Que pase el próximo…
Amor esquivo, cierro mi corazón. Dios! Anhelo sentir, latir, suspirar, cerrar mis ojos y llegar al lugar perfecto, donde AMOR no sea una simple palabra… Noche de Mar, olor a sal, brisa que despeina los anhelos por los que suspiro…

Soñar realidades, mirar el horizonte que me regala un atardecer, unas manos en las mías; estoy envejeciendo y mi sangre palpita… Lo siento y muerdo mis labios, saltan mis lágrimas, tengo más vida de la que merezco, tantas pérdidas y tanto adiós…
La luz de las velas siempre me acompaña, ese frágil y a la vez poderoso fulgor, que está en mi memoria, recordando lo efímero del ser. El olor de mis nardos, recuerdos de la juventud, carne firme, mirada altiva, dueña del mundo y sus cosas. Los domingos en la mañana, aun en las sábanas con el, el sabor de las naranjas, el sabor de la querencia.
Llega el día que me multiplico y nace Ana, con sus ojos limpios y profundos, preguntando siempre ¿porque? Con la esperanza, que mi mundo puede ser un lugar mejor, burbuja es mi amor para proteger sus sueños; pero la vida mas temprano que tarde, la llevará de mi lado, otra pérdida, otro adiós…Así pasará por ella, rápida. Intensa, bella; estoy envejeciendo, he vivido más de lo que merezco…
Días cortos, noches largas; rojo y naranja, blanco y negro; sueños perdidos, vidas encontradas, manos llenas, manos vacías… Su nombre es Matías, amor juvenil en la madurez, el amor sin siempre, verdad y locura, pedacito de cielo. ¿Acaso existes? Estoy envejeciendo, he vivido más de lo que merezco…
Miro mi cuerpo, piel suave, cabello cano, blanca muy blanca, algo sobra, algo falta, pero las ganas muchas. En mi espejo una mujer completa, en mi realidad una mujer poema, queriendo ser mujer cama, sus manos no me sienten, mis ojos no lo ven, ya no escucho su nombre, el jamás dirá el mío; no hay nada peor que perderte; estoy envejeciendo, he vivido mas de lo que merezco…SIN TI…

2 comentarios sobre “HE VIVIDO MAS DE LO QUE MEREZCO”

  1. Puedes sustituir a Matías por Mateo que, cacofónicamente suenan casi igual… jejeje… perdona este pequeño chiste pero es para levantarte el ánimo. la verdad es que los amores perdidos no deben perdernos en el camino. Levanta el ánimo y escribe en positivo. Ya sabes. Sustituye a Matías (que no te merece) por Mateo (que quizás si te merezca)…

  2. Me emociono tu texto, por leer esto en la red quede presa en esta pagina, gracias por atraerme a este sitio…sigue escribiendo como quieras en postivo o en negativo, de seguro a mas de alguien interpretaran tus palabras.

Deja un comentario