La Costrucción De Mi Casa..

Quiero hacer mi propia casa. Hasta el momento, solamente tengo el terreno por kilómetros cuadrados de presente, esperando a ser edificado por sus cuatro esquinas. Para empezar, necesitaría materiales de primera calidad, y ponerme manos a la obra construyendo el futuro, mi futuro. Los ladrillos los iré consiguiendo a base de lo que el presente, el hoy, me va ofreciendo, buscando entre las ideas, proyectos e ilusiones que den constancia a lo que llegará a ser algún día.. Una vez decidido esto, y con los planos sobre la firmeza y el empeño en realizarse, voy al procedimiento de la colocación con sumo cuidado de los ladrillos hechos de propósitos y sueños, un tanto pesados a veces de querer y no poder, pero que se superan y se vuelven ligeros con la fuerza de aprender a no rendirse. Para lograr que los ladrillos una vez puestos no se caigan, haré una masa de cemento con los montoncitos de arena fina que colé apartando los trozos de pasado inservibles donde dejaría presencia de grumos y consecuencias nefastas que impedirían el objetivo principal de las funciones del cemento. Junto con la arena, abriré un hueco en el medio de los deseos y con las gotas de sudor que brotan a través del optimismo, lo mezclaré hasta quedar una masa homogénea apreciándose en ella, un color avivado, alegre, y esperanzador confirmando que el resultado ha sido el esperado de lograr un cemento seguro y permanente. A sabiendas de que aun me quedan muchos ladrillos que poner, se, que por cada uno, estaré construyendo lo que sin duda alguna será lo que vaya dando resistencia a mi creación. Los pilares de la vida que, al paso del tiempo me dará las llaves de esa casa, los pilares de la vida que evitaran la demolición y el derrumbamiento del futuro que quiero.

Un comentario sobre “La Costrucción De Mi Casa..”

  1. Saludos Grekosay:
    Que sea la tierra el soporte firme de los cimientos de tu casa, hogar del fuego y cueva de los sueños, recinto para el corazón y soportes de tu existencia. PIensa en su orientación, que el sol pueda habitarla y el silencio desborde tus estancia de tranquilidad. Tu casa, construída cont u esfuerzo, sea la materialización de tu profundo ser. Construir es siempre engrandecer lo profundo, dar a las manos su implicación con los cambios y las transformaciones. Si puedes, deja un lugar domo donde hace siglos, se dejaba un figutrita tallada en madera; espíritu del hogar y protector. Mediará con tu voluntad de constructor y te procurará un destino. Muchas gracias por tu regalo.

Deja un comentario