Madrid… ¡claro que sí!.

Claro que sí que mi ciudad es Madrid. Claro que aquí, en Madrid, la lluvia es lluvia y el sol es sol y también los gorriones son verdaderos. Posiblemente alguien dude de cual es la ciudad más bonita del mundo. Cada ser humano tiene un corazón distinto pero quienes hemos vivido existencias verdaderas y principales es que somos de Madrid… ¡claro que sí!… la ciudad más bonita del Mundo.

Quien piense que la barriada de Abrantes no significa nada se confunden. Escribo desde Madriz (sí he escrito Madriz terminado en z y no ha sido un error ortográfico sino una forma de hablar con el corazón), porque, como en Madrid sí que existe la calle de la Libertad (¡y cuánto luchamos por conseguirlo algún día!) nos permitimos el lujo de escribir Madriz. Y es que hoy, a las siete y media antes del meridiano, juego naipes sobres las mesas imaginarias con el as de corazones de las vidas humanas. Porque la ciudad libre, la ciudad que más me representa mi corazón (que se escribe con z de Madriz) es Madrid.

¿Y quién duda que las chavalas guapas no abundan por las calles madrileñas?. Toda mi vida las he visto no sólo con mis propios ojos abiertos, sino que he hablado con ellas miles de veces. Mi Princesa, por ejemplo, es madrileña a sus 16 junios (que no son abriles pero son más calientes) y yo, que sólo soy nada más que un chaval de 18 años de edad, puedo sentir a la Puerta de Alcalá viendo pasar el tiempo.

Hoy no llueve en Madrid, salvo unas ligeras gotas por poner la guinda en el barrio de La Guindalera, pero va a salir el sol y en la Bola del Mundo los ciclistas, gane quien gane, me transportarán de nuevo a la época de Bahamontes, Gabica y Pérez Francés, así como los hermanos Manzaneque, los hermanos Hortelano y hasta incluso Gelabert, Company o Karmany, que no son para mí un olvido.

En algún momento de sus vidas supieron qué era Madrid y las canciones verdaderas de Madrid. Con la eterna juventud de los 16 y los 18 años de edad todavía la guapa chavala del hotel residencia del Doctor Escudero permanece a mi lado hablando de cosas de Madriz. Hablo de mi Princesa y es que, posiblemente, los madrileños estemos locos pero tenemos lucidez suficientes en nuestros mundos oníricos, deslumbrantes y, hasta a veces, nos ocupamos de soñar con los ojos abiertos. Quizás no seamos ni Quijo tes ni Sancho Panzas, pero estamos en la literatura universal. Yo con algo llamado «Setamor» y con mi último Relato «Caballero de Gracia» si es que la Gracia de Dios me da la oportunidad de escribirlo. además de miles de textos más.

Bueno. ¿Para qué sirve vivir el dia tras el día y las noches tras la noche?. Por ejemplo yo soy el que escribe: «quien lee es quien mejor sabe de sí mismo». Y es que en Madriz toda la existencia misma es, por ejemplo, tan sólo quizás u ocho millones de euros o solamente ocho céntimos en el bolsillo. Pero yo sigo siendo el jugador número 8 que sigue reuniendo bolsitas de café de azúcar para hacer más dulce este afán de caminar hacia adelante por la calle Clara de Campoamor. ¿Fue o no fue Clara de Campeamor una madrileña?. Efectivamente fue una madrileña y he aquí su breve referencia: Clara Campoamor Rodriguez (Madrid, 12 de febrero de 1888 – Lausana, 30 de abril de 1972[1] ), política republicana, de derechas liberal, española, defensora de los derechos de la mujer y principal impulsora del sufragio universal en España, logrado en 1931.

Bien, no era la hermana del romántico Campoamor, pero en los campos de fútbol madrileños, de esos que están en los extrarradios madrileños, yo seguía y sigo siendo el jugador número 8. Feliz Día si Dios quiere. Me voy a seguir soñando…

7 comentarios sobre “Madrid… ¡claro que sí!.”

  1. Siento envidia del que ama a su ciudad; es una hermosa coincidencia. Habrá que conocer mucho para que yo encuentre mi lugar… Pero claro y como lo dices entre formas de ser y lugares del mundo, pienso que hay un sitio como para cada personalidad; uno específico. Además acoto que puedes enamorarte de lugares que aun no conoces sólo con el hecho de escuchar de ellos, verlos en una guía turística, un libro o una peli. De lo que más me ha gustado es Medellín, pero como te he dicho, AUN NO ENCUENTRO MI INMEJORABLE LUGAR en el que yo también me encuentre a mí… (Talvez es criticable mi pensar; estoy dispuesto a escucharlo)

  2. Gracias, Marian… y tienes toda la verdad, Juanjo. Saludos cordiales de parte de alguien que respeta a todas las ciudades y pueblos del Mundo. Desd ele epicentro de Madrid puedo extener mi cariño a miles y miles de ciudades, pueblos y lugares diferentes… pero mi epicentro es Madrid.

  3. Ya sabes que yo soy asturiana, pero también soy madrileña, Asturias me vio nacer y crecer me dio mis primeros recuerdos, sus paisajes y sus gentes, pero Madrid es la ciudad que me ha dado las lentejas. Así que yo debo decir !Viva Madrid! y !Puxa Asturies!

Deja un comentario