Miedo a amar

Lo reconozco, tengo miedo
miedo a lo que pueda pasar
a no saber reaccionar,
a no volverlo a ver más…

Tengo miedo a no quedar a la altura
y que me venza la locura,
a no gustarle
¡A no saber si le gusto!

Pero sobretodo tengo miedo a que se vaya,
a no verlo más
a no poderlo olvidar

¿Y mañana que pasará?
¿Cómo actuar?
¿Me quieres de verdad?
¿El corazon me arrancarás?

Dime si me quieres…
pero dimelo ¡YA!
Porque con este dolor
no pararé de llorar
Y así poderte olvidar…

Lo reconozco, tengo miedo,
de clavarme un puñal en el corazón
y con sangre escribir TE QUIERO.

(Lo reconozco, ya he perdido la razón).

Att: Alejandra

5 comentarios sobre “Miedo a amar”

Deja un comentario

Miedo a amar.

Tengo miedo amor,
miedo de ti,
miedo de amar.

Miedo a ser tuya
en noches alejadas
de este mundo y…
dejar después mi
aroma en tu almohada
para después no volver.

3 comentarios sobre “Miedo a amar.”

  1. Cada pieza del puzzle es una emoción, un sentimiento encontrado, un día más de toda una vida. Quizás, si las juntamos todas, obtengamos la imagen de lo que somos, nuestro propio reflejo. El miedo, el amor, el valor, forman parte de ese inmenso puzzle.

    Un beso fuerte.

Deja un comentario

Miedo a amar

Todo el mundo conoce la sensación de querer tanto a alguien que sientes que se va a agotar el amor de usarlo… Todo el mundo conoce el miedo de saber que sí se puede agotar y ese miedo implica ofrecer tu amor en dosis pequeñas, sobre todo, basándose en experiencias negativas anteriores. Recuerda que la vida sigue… Poniéndose en el lugar de las dos personas, ¿quién pierde? El amor es una partida de dos y también pierden dos.

Decía alguien que “La medida del amor, es amar sin medida”, y no se equivoca.
¿Quién no tiene miedo a perder?
¿Quién no tiene miedo a llorar por amor?
Y sobre todo, ¿quién no tiene miedo a amar sin medida?

Un comentario sobre “Miedo a amar”

  1. Ciertamente, el miedo siempre va a aparecer, concuerdo completamente, quiero recalcar la frase: «me lancé de cabeza a la piscina y no me arrepiento de nada. Soy la persona más feliz que pueda existir ahora «, los errores nos hacen aprender como NO deben hacerse las cosas y así maduramos.

Deja un comentario