Momentos de reláx II

Un buen momento para tararear una bonita canción mientras tapeas con el pié no? Ese momento de reláx, de paz, de descanso, de desconexión. Una cervecita fresquita, unas gafas de sol y estirar los pies alegremente en la mesita de hierro forjado al ladito del paseo, donde la gente transcurre sin mirar a su alrededor.

Un chorro de aire fresco mezclado con el olor a salitre que te levanta el flequillo y a su vez estira las largas melenas de esa tipa que va con sus patines, mientras el tronco ese la persigue intentando quedar con ella para esta noche, o presumir de su culo macizo. Pero lo importante es estar así estiradito, con las gafas de rock pensando en nada y disfrutando del momento sin tener que dar explicaciones ni tener que comerte la cabeza porque las responsabilidades te llegan a la altura de la nuez. Quizás te ahogues, pero eso en este momento no importa, se está muy bien así.
¡Despierta ceporro!¡Estás aquí para aporrear esas puñeteras teclas y no para quedarte dormido con el cuello desencajado en la silla, gilipollas!

Deja un comentario