Navidad.

No es la plata del dinero entrampador la que corre por las venas de los ríos y la sal marina de las algas clorofíleas. No es la plata del poder. Lo que corre hoy, en la antesala del nacimiento de Jesús, es la plata de las alas de una paloma que, en forma de Espíritu Santo, baja a la Tierra para decirnos a todos nosotros, hombres y mujeres del planeta azul, aquello de «Gloria a Dios en las alturas y Paz en la Tierra a los hombres y mujeres de buena voluntad». Feliz Navidad para todo el Vorem. Recordad que ahí, a vuestro lado, hay alquien que está clamando dignidad…

2 comentarios sobre “Navidad.”

  1. Mi abuela materna: Aunque todo el resto del mundo y aunque todo el resto del universo lo quieran olvidar… yo no… ni a ella ni a ti… y por eso hoy, a 26 de enero de 2013 sigo diciendo FELIZ NAVIDAD (quienes no nos entiendan ni quieran hacernos caso no nos importan, nieto). Yo camino contigo por la ETERNA NAVIDAD. Y eso es lo único que de verdad a mí me importa. Nunca estarás solo porque yo estaré contigo. Te lo digo Jesucristo y también te lo digo yo. Así que, como puedes entender perfectamente, el silencio de ellos no nos va a hacer callar. Y que no comente nadie más que yo es más que suficiente para ti en la Tierra y para mí en el Cielo. ASI QUE FELIZ NAVIDAD PARA TODO EL AÑO.

  2. Y dices bien, abuelita. ¿Qué nos pueden interesar a ti y a mí los gallos que cantan hasta tres veces antes de clavar el puñal por la espalda? Se lo dijo Jesucristo a Pedro… pero tú y yo nunca abandonaremos el CAMINO.

Deja un comentario