No temas que este relámpago de Luz…

!Mira la Luz de agosto estallando en el centro de nuestras almas!. !Cómo llena la Luz a los mástiles de mi barco y cómo resplandece el mar!. Ven. Dáme tu mano de vida y de esperanza y acógete en mi pecho, que yo seré tu sombra para guarecerte de los ofrecimientos del sol. No temas. Tras la memoria de las olas existen las ofrendas de tus labios. No temas. La paz besa el estigma de tus pechos. No temas. Que la quietud adorna las estancias de este habitante y todavía regresa siempre esta Luz que tanto te nombra en mis recuerdos. La Luz se está haciendo intensa en mi barco. No temas. Yo seré la sombra del destino de tu alma. No temas. Que este relámpago de Luz sólo es mi beso estallando en tus pupilas.

Deja un comentario

No temas que este relámpago de luz…

!Mira la luz de agosto estallando en el centro de nuestras almas!. !Cómo llena la luz a los mástiles de mi barco y cómo resplandece el mar!. Ven. Dáme tu mano de vida y esperanza y acógete en mi pecho, que yo seré tu sombra para guarecerte de los ofrecimientos del sol. No temas. Tras la memoria de las olas existen las ofrendas de tus labios. No temas. La paz besa el estigma de tus pechos. No temas. Que la quietud adorna las estancias de este habitante y todavía regresa siempre esta luz que tanto te nombra en mis recuerdos. La luz se está haciendo intensa en mi barco. No temas. Yo seré la sombra del destino de tu alma. No temas. Que este relámpago de luz sólo es mi beso estallando en tus pupilas.

Un comentario sobre “No temas que este relámpago de luz…”

Deja un comentario