NOCHE DE PESCA

Una noche de viento huracanado,
Nosotros estábamos helados,
Mirando el sedal ilusionados,
Pero sin atrapar ningún pescado,
Alexis y Albertinho la brisa aguantando,
Sin sentirse muy realizados,
Y estando un pelín congelados,
En vez de irse abrumados,
Se fueron descojonados.

Deja un comentario