Protagonista y dueña

No pensé que llegaría a este punto
en que aflora la verdad
y no escuece

Una aceptación pura y dura
sin reserva, sin duda
no hay miedo
no hay expectativa

Un entendendimiento pausado y eficaz
un conocimiento profundo que no asusta
mirando de frente
sin tensión ni conflicto

Es el punto idílico en realidad
de no temer, de no arriesgar
un delicado equilibrio interno

No pensé que llegaría a este lugar
cuando el simple hecho de estar vivo
dolía en sí mismo

La frontera traspasé
escarbé kilómetros bajo tierra
descubrí atascos putrefactos
y encontré mi propia tumba

Ahora reconozco el olor a distancia
de todo aquel que lo encuentra
conozco bien el sufrimiento
y me siento capaz de ayudar

Jamás pensé que llegaría este momento
en que discernir lo importante del resto
se vuelve un proceso automático
y la realidad resulta tan hermosa

Ahora soy una más del grupo
la pieza que faltaba
imprescindible en mi mundo
protagonista y dueña

7 comentarios sobre “Protagonista y dueña”

  1. ¿Felicidad dices, Marianela?. Ahora puedes ser más feliz que antes pero yo siempre te he considerado una chavala feliz. Aún cuando las cosas son, como dices en tu gran poema, miedos hacia las expectativas; aún cuando hay ciertos dolores que nos dejan una línea sinuosa en el caminar; aún cuando parece que no vamos a llegar a un lugar seguro… yo siemrpe he visto la felicidad impresa en tus dudas filosóficas (¡cuánto me gustaba hablar contigo de esas dudas filosóficas que nos hacían comprender sentidos de la vida cuando las sillas caían siempre para atrás o la lluvia nos mojaba a todos!) y en esas palabras que escribías, y sigues escribiendo,tan rotundas como «imprescindible en mi mundo», siempre somos dueños de una porción de existencia que nos hace felices. Un beso amistoso, Marianela y, ya sabes que el grupo, el verdadero grupo nunca te olvidó. Yo al menos no olvidé aquello que dijiste de un texto mío (no recuerdo ahora su nombre) para alejar del Vorem a quien no era digno de pertenecer al grupo. Bienvenida de nuevo… protagonista y dueña de todo lo que te pertenece.

  2. Avece nos cuesta aceptar la realidad aunque no supiéramos el porqué,sinembargo,es la vida misma es quién nos enseña cada elección y cada pasó que nos va enseñado y por eso no nos queda otra que aceptar la realidad misma.

  3. Si, Marianela. Lo he encontrado. dijiste los siguiente: Crisantemo, yo me he pasado la vida observando, escuchando, conociendo… sólo para poder sentir que tengo derecho a opinar. Opinar es un derecho con o sin conocimiento, y mostrar cierta ignorancia o incultura ¡También es un derecho que te gusta utilizar!. Da la sensación de que has leído poca literatura, en general. Corrígeme si me equivoco. O que simplemente no la has entendido. La frase «La ignorancia es muy atrevida» se me viene a la cabeza cada vez que leo algo tuyo. Estoy convencida de que si supieras muchas cosas creo que no te daría por opinar de la misma manera, no porque hagas nada malo, es la sensación como de que no es este tu lugar.¿Qué me dices? Jejeje. Me hizo de verdad mucha gracia tu comentario porque con una gran sutileza cultural le diste una verdadera lecció que quizás nunca más habrá olvidado si es que es inteligente.

Deja un comentario