Sol de Agosto

Como una mujer a solas
esperando la venganza del poema,
no le teme al sol de agosto.

Impiedad a los impíos
amor a los amados
y los azotes sólo la liberan
de su propio pasado.

Letras que bailan y se posan
trastornan un marco que oscurece al cuadro.
alguien vive, alguien goza, alguien tose,
en medio del fuego que entontece
a la ciudad en verano.

Ella camina. Se contonea.
Mira el reloj y piensa que es temprano
para ir tan rápido a ninguna parte.

Él la aguarda. Siguen juntos por la calle
hirviente y silenciosa,
no hablan, ni se miran.
Pasean. Desearían, a veces, tener algún rumbo,
alguna meta.
Repiquetean las pisadas
con el mismo ritmo.
Cruzan las miradas y sonríen.
Luego siguen, tomados del brazo,
cada uno en su propio cielo.
Sin una nube.

2 comentarios sobre “Sol de Agosto”

  1. Silencioso el paseo de descubres. En el pecho interno de ambos cada uno tiene su propia historia y su propio cielo. Qué lástima que no puedan compartirlos plenamente a pesar de sus deseos. Me gustó el ritmo del poema y la interioridad de los sentimientos que expresa. Muy bien Electrofredja, muy bien.

  2. Muy bello poema, introspectivo pero al mismo tiempo, separando las dos realidades y uniéndolas en una sola en el transcurrir, del paseo en un paisaje callejero, límpio y de pureza de ciudad. En el silencio de la ciudad abandonada en Agosto.

    Me gustó.

    Un saludo.

Deja un comentario