Son sólo 10 minutos en el tiempo cósmico.

10 Minutos…

Tratando de encontrar respuestas a tantos interrogantes, comprendí lo que somos en esencia, y lo que los demás esperan o lo que creemos que esperan de nosotros, las ambiciones, las frustraciones, los miedos, todos los periféricos que un día nos endosaron, y pasaron a ser nuestros, aquellos guiones que encarnamos y adoptamos, pero no evaluamos la idea de que existe el coraje de aceptarnos como somos y no como quieren que seamos.

Hoy vi con claridad que significa transitar con vos este pasaje de nuestras vidas donde tengo la felicidad y el miedo de acompañarte con la esperanza de que tus alas se abran y ventilen y despeinen las lágrimas en nuestra despedida.

Son sólo 10 minutos en el tiempo cósmico. Descubrí que tenemos que disfrutar de cada segundo porque esos 10 minutos nunca más volverán. Para mí tendrán un valor único, verte alguna vez liberada de molduras de plástico, que se derritan al fin tus miedos a un costado de la vida, lejos de tus pies que tanto adoro y ahora en mi imaginación, beso. Sólo la luz y todas tus posibilidades.

No sé de almas que mutan, no sé de auras y previsiones, nunca creí en eso, pero sí creo en lágrimas familiares que conocí en algún espacio de este tiempo. Los soñadores seguiremos nuestros sueños y en este, te nombro hasta el final del camino para que no te pierdas de vos, de quien sos por dentro, para no olvidarme de mí, lo que está en la emoción del asombro, de la guitarra, del piano sonando bellamente porque templó su madera. Tal vez el sonido no sea fantástico pero si expresivo y lleno de vida, aquí me veo hoy entendiendo los diez minutos, un soplo y una intensidad. No sé si siento amor por vos, o vos por mí, poco importa porque es distinto y sin etiquetas, único, hecho por dos fragilidades de una misma nota, un mismo sonido, a un mismo ritmo y tiempo.

Ya no me importa si es o no amor, existe en lo que se desprende de tu / mi alegría de verte una vez más, sin palabras porque no alcanzan a definir o tendría que inventarlas.

Sé que algunas personas evitan palabras como frustración, (detestan el fracaso) es una mala palabra.
Elegirnos fue lo primero, después vino la magia, después la desilusión, después la certeza y faltan muchos después en estos últimos diez minutos, Depende de nosotros y nuestra conciencia de este también frágil tiempo donde transcurre la vida.

2 comentarios sobre “Son sólo 10 minutos en el tiempo cósmico.”

  1. Efectivamente, he leído el texto completo y está lleno de sabiduría… así que sí… que al final eso de poder regresar al pasado es una posibilidad real bajo mi punto de vista. Compartir criterios. Asomarnos a la vida para entender lo que cada uno de nosotros o nosotras desea entender… y en ese etendimiento («depende de nosotros y nuestra conciencia») hay tantos pasados repetibles como irrepetibles futuros. Quizás muchos no comprendan eso del Milagro 16-18 pero es que la realidad que deseamos vivir no es sólo el sueño de los ojos despiertos sino el caminar sin importarnos que nos entiendan o no nos entiendan… porque… al fin y al cabo… sólo a ella y a él les debe importar vivir cuantas veces prefieran vivir… y cuantos tiempos deseen recuperar…

  2. Valor para ser quienes en verdad somos, valor para arrancarnos las máscaras que celosamente mantuvimos sobre nuestra faz y que no eran más que señales vagas que indicaba hacia el interior de nuestra alma. Hay que vivir cada momento, sentirlo con la misma intensidad que nos recibe. Quizás lo mejor sea no buscar respuestas, quizás lo mejor sea aprender a sentir.

    Un abrazo!

Deja un comentario