TARDE TACITURNA

Tarde taciturna
Noche nebulosa
Tarde primorosa
Por lo que nos huelen
Al pasar las rosas
Si su color provocador
Inquieta mi alma
Luz en las tinieblas
Quien es el que tiembla
No se para el coche

Ni su sombra borde
Solo el que se nutre
Tiene cierto apoyo
Solo de si mismo
Y del pleno impulso
Hacedor de comisuras
Desgarrando tanta arruga
Que no se llegan a ver
No se ven porque reposan
No se ven porque corrieron
Perseguidos por el fuego
Sin saber que responder
Tiene mi perro una lengua
Roja larga y poderosa
Que enseñar no le importa
Pues le encanta la niñez
Tiene el calcetín usado
Muchos olores atravesados
Que no saben padecer

Un comentario sobre “TARDE TACITURNA”

  1. Hola Alicia. Buenas Fiestas. «Sólo el que se nutre tiene cierto apoyo» es uno de los versos más inteligentes de tu poema. He leído con atención. Algún día habrá que enseñar nuestro pleno impulso… es un placer leer de nuevo algo tuyo y siempre con la personalidad propia que das a tus creacioens. Me gusta como matizas. Con razón también sabes ser pintora. Un beso amistoso.

Deja un comentario