Telúrica presencia.

Reverdece la brisa de los pájaros
volando por la estepa de las brumas.
Rezuma el campo sus espumas
y llueve como agua de los cántaros.

En la historia de los hombres y sus vidas
hechiza y captura la existencia.
Es todo el tiempo una presencia
de agua, de viento, de medidas.

¿Qué es para todos un momento
de esencia y presencia enamorada?
El canto de la ave liberada
que vuela por todo el firmamento.

Desatan las horas sus instantes
en medio del alba amanecida.
Esa victoria presentida
de quienes saben ser amantes.

Y el mundo gira elevando
la cima del sentido y del encanto.
Un beso a las hojas del acanto
da el ángel que está sobrevolando.

6 comentarios sobre “Telúrica presencia.”

Deja un comentario