Ten Cuidado

No, no es un regalo
lo que sostienen tus manos
ni tampoco un decorado
para los rincones de tu cuarto.

Es algo frágil y muy delicado
y te pido por favor, ten cuidado
porque al mínimo descuido
lo puedes dejar en pedazos.

Acércatelo a tu oído
y parate a escucharlo
¿no oyes como un ruido
que aumenta con tu contacto?

No, no pienses que es un reloj
con su tic tac y segundero
son latidos que van al compás
de lo que llevas tú en el pecho.

Un bum bum siempre sonará
cada vez que esté contento
y un bam bam emitirá
cada vez que esté llorando.

Llevatelo allá donde vayas
nunca lo dejes olvidado
porque entonces a tu regreso
lo encontrarás herido y desolado.

Día a día has de alimentarlo
con tus besos y abrazos
trasmitiéndole calor
sin que el frío llegue a rozarlo.

Pues bien, una vez que conoces
Como conseguir conservarlo
Es momento de que sepas
lo que hay ahora en tus manos:

Una caja llena de amor
donde mi corazón,
te estoy entregando.

Un comentario sobre “Ten Cuidado”

Deja un comentario