Versos a diario

En el poyete de la ventana
quizás algún día esperaré,
un nuevo regreso inesperado.

Como se espera en la arena
el romper de una ola,
como se espera el sonido
del beso de un niño.

Y mientras llega…

Mientras llega,
te dejaré versos a diario
en todas las macetas de geranios.

Porque cuando no esté,
ellos te esperarán,
envolviéndote en su aroma,
dibujándote los días no vividos.

Y cuando caigan las primeras gotas de lluvia,
te resbalarán por la cara,
dejándote mi olor
a jazmín, albahaca y hierbabuena.

4 comentarios sobre “Versos a diario”

Deja un comentario