Y perdura para siempre

La soledad es muy hermosa … cuando se tiene a alguien a quien decírselo (Gustavo Adolfo Becquer). Recordando soledades más de una vez me he quedado dormido. Por eso comprendo tu poema. Y sin embargo mi verdadero amor es el que estoy viviendo. Posiblemente me ocurre, y gracias por hacérmelo recordar, que mi único amor es el de la adolescencia que se me ha hecho realidad en este presente. ¿Quién puede saber la verdad del amor si no es quien está amando? Una vez conocí un misterio. Era el amor. Y ese misterio perdura para siempre.

Deja un comentario