Amor

Muramos los dos bajo la voz de ésta poesía, que si amanezco sin tí, será como vivir sin futuro, y las esperanzas llorarán lejos de tu corazón.

Quiero vestir de luces tu sombra, perseguir las huellas de tus pies, pronunciar tu nombre bajo la luna llena.

Porque no hay duda, amor, que haces ésta vida más bonita, más bonita que ninguna, haces que mi alma cure sus heridas y el firmamento revele dos destinos encontrados.

Despiértame cuando el día y la noche se confundadn y la vida tenga otro color. Traéme con tu voz el dulce cantar del sol, de mil ángeles jugando con el viento, y desvanécete junto a mí sobre lirios del Edén, deja amor que duerma así sobre tu pecho.

Y despertaré cuando la luna se esconda en la noche y las sombras sinuosas dibujen la forma de tu imagen.

4 comentarios sobre “Amor”

  1. Enorme desde el principio hasta el final. Morir bajo la luz de la poesía es vivir para siempre dentro de las palabras bellas. Dicen que todas las palabras significan lo mismo cuando de sinónimos se trata. No es cierto. No es lo mismo morir bajo la luz de la poesía que fallecer sobre la sombra de los versos. Quiero vestir de luces tu sombra, perseguir las huellas de tus pies, pronunciar tu nombre bajo la luna llena. ¿Es eso lo mismo que perseguir quimeras? Quienes no creen en el amor pueden afirmar que sí, pero para quienes amamos las huellas es porque sabemos que esa clase de amor existe. Lo sé desde que supe que existe una película titulada «Esa clase de amor» aunque a cierto ¿compañero? de aula universitaria, con su presencia argentina y deslumbrante, se mofase y se burlase de ello. Sin embargo soy diferente a él. Yo creo que es esa clase de amor lo que nos da la luz y despierta nuestros sentimientos. Los incrédulos son como aquel ¿compañero? de aula universitaria de cuya nombre ni conozco ni creo conocerlo jamás. Quizás porque para él el amor sólo es un pasatiempo de flor en flor (picaflor para más señas) pero yo sé que llevas razón en todas las expresiones que has colocado, con verdadero sentimiento, en este texto poético, Entre aquel ¿compañero? y tú existe un abismo. Esa clase de amor es el verdadero y tú lo has expresado con exactitud.

Deja un comentario