con lo bonito que es tu nombre…

Dejé en mi ventana las mañanas de un ayer, tosco y frio. Sin importarme cuanto ni cuando, mientras las nubes se llevan el soul. Mi maleta vacía lista para embarcar.
Si me entierras la mirada, ¿como quieres que recuerde el sabor de tu copa de vino?
No. No y punto.
Tal como me llamas a tus brazos, me tropiezo con un torpe rubor. -¿Y ottis? Dejad que suene-
Te pienso regalar el sol, te prometo respetar tu piel, te quitare las ganas de dormir para que sueñes con razón, te haré libre, te brindaré un suspiro por cada mirada sincera. Si tu quieres, te haré vibrar, soy capaz de ser tu elección, de besarte sin boca, de tocarte sin manos..

No. No y punto.
Que las hojas de los arboles me secuestran las ideas, las ideas de como odiarte si fuese posible.
Gracias, por aparecer justo ahora. Aunque en realidad sin darme nada, me lo hayas dado todo.
Déjame ponerle tu nombre a esto, y abramos las cortinas de nuestro nuevo balcón.
Con el miedo que da un no. Y punto.

2 comentarios sobre “con lo bonito que es tu nombre…”

  1. Me cortan el aliento estas letras y me transportan a una época en la que yo era un poco más joven. Esa es la utilidad de los textos A mi parecer, el buscar a donde pegarse como un imán, La identificación.
    Claro q no es su única utilidad y claro que hay más cosas que sirven para esto Como por ejemplo La Música. Bye

Deja un comentario