5 comentarios sobre “Concierto de Ludovico Einaudi en Madrid”

  1. Hola Marianela: sé que eres excelente para la música y que una de tus aficiones más principales es precisamente la buena música. Ludovico Einaudi (Turín, 23 de noviembre de 1955) es un compositor y pianista moderno que destaca por el desarrollo de frases melodiosas en sus composiciones para piano. Celebro tu gusto y te aplaudo por ello. A mí siempre me ha encantado escuchar música de piano y hasta a veces he improvisado mis propias composiciones sin haber estudiado solfeo (ya sé que no es lo mismo pero me encanta improvisar sonidos con ritmo en el piano). Ludovico Einaudi representa uno de los grandes éxitos de la música clásica contemporánea de los últimos años, no sólo por las ventas de discos, también por los conciertos realizados por todo el mundo. Si yo no hubiese estudiado Periodismo lo mismo me hubiese atrevido a estudiar música de piano pero por un lado me falta tiempo (o mejor dicho tengo mucho tiempo dedicado a otros asuntos literarios) y por otro me faltó una oportunidad de poder haber estudiado piano. Ludovico Einaudi tuvo la gran oprotunidad que de niño su madre tocaba el piano con él y eso es una gran ventaja. Según Wikipedia, en 1982 se diploma en composición en el Conservatorio de Música Giuseppe Verdi de Milán con Azio Corghi. Ese mismo año recibe una beca para el Tanglewood Festival de Estados Unidos y continúa sus estudios con Luciano Berio. Tras pasar varios años componiendo en formas tradicionales, en 1986 comienza la búsqueda de un lenguaje musical más libre y personal a través de una serie de trabajos para danza, multimedia y más tarde para piano. Ha realizado bastantes trabajos para el mundo del cine, recibiendo varios galardones internacionales. Actualmente reside en la región italiana de Piamonte». A mí me encanta escuchar música ambiental, para meditar y a menudo introspectiva, cuando estoy escribiendo algo en lugares como mi propia casa, o la oficina de mi chavalilla, o en una cafetería, etcétera. Aunque algunos han querido etiquetar a Ludovico Einaudi como minimalista y a él no le gusta dicha etiqueta también es verdad que ha reconocido que en cierto modo sí lo es. Y ha dicho una frase con la cual estoy totalmente de acuerdo: “En general no me gustan las definiciones, pero ‘Minimalista’ es un término que significa elegancia y sinceridad, por lo tanto prefiero ser llamado minimalista a cualquier otra cosa”. En alguna emisora de radio le han catalogado como «minimalista contemplativo». Otra definición que me encanta a la hora de crear cualquier obra de arte sea música, pintura, danza… o incluso literatura. Así que te doy mi más sincera enhorabuena por tener tan buen gusto musical. Supongo que tú sí sabes tocar el piano o te gusta mucho la música de piano. Estoy seguro de que las dos cosas a la vez. Un beso amistoso, Marianela.

  2. Gracias por toda esta información. Me resulta muy interesante. Es cierto que me encanta. A mí me pasa como a ti, nunca he ido a clases, pero me gusta tocar el piano. La guitarra también, pero es otra historia. La música es muy importante para mí. En el libro «Los renglones torcidos de Dios» he encontrado una descripción muy certera de lo que significa la música para el ser humano. Este compositor me llega por muchas razones. Si esto es minimalismo, me fascina el minimalismo. Me fascina que algo tan simple como dos notas, seguidas de otras dos, puedan generar sentimientos tan profundos e inexplicables. No son explicables, sólo se sienten de repente, y se transmiten de alma a alma, sincera y directamente. Es simple, llano, profundo, doliente, inspirador… no se puede explicar, es música…. Un abrazo!

  3. ¡Acertaste de pleno en tu comentario, Marianela! La música siempre nos mueve… y si no es cierto… ¡mira lo que sucede en las discotecas y hasta en la Ópera de Madrid mientras nuestros cuerpos nunca pueden estarse quietos!…

  4. Te cuento, Marianela, que yo también estuve aprendiendo a tocar la guitarra pero mi hermano mayor, en uno de sus muchos arranques de envidia, vendió la guitarra, Mi madre quiso comprarme otra y tambiénpagarme un curso de aprendizaje pero de dije que no, que me conformaba con sacar mis propias notas musicales tocando sus cierdas. Así que, en cierto modo, también me gusta componer sonidos con la guitarra. A veces hasta logro buenos acordes continuados y si les pongo letra hasta surge alguna canción que otra. Ya sabes que la envidia carcome solamente al envidioso, Así que si mi hermano mayor engordó algunos kilos por bvender la guitarra que le sirvan de provecho. Jamás le pedí que me enseñara nada en este mundo y nda de lo que aprendó, en todos los órdenes y asuntos de la vida, lo hice por mi propio esfuerzo. Un beso amistoso, Marianela.

  5. Quiero aclarar que quiero decir que todo lo que aprendí fue por mi propio esfuerzo y gracias a la ayuda de Dios y no de mi hermano mayor; porque mi verdadero hermano mayor es Jesucristo. Así que el que vendió la guitarra para mí ya solamente es un conocido más de los muchos seres humanos que conozco. Pero nada más.

Deja un comentario