DESDE GALICIA

Hola choc@s como os va?
Yo me encuentro en mi casita galega, pues mi hija me dió una nieta y le he regalado mi casa de Madrid, pero me encanta volverme galega, aquí se duerme como los ángeles será por el mar, mi vida resulta monótona pero gratificante, voy todos los días a hacer gimnasía con las aldeanas bellas (viejas en galego), luego me ocupo de mi huerto,(me a dejado un paisanillo un trozo de su tierra para que la trabaje y luego doy grandes paseos por el monte con el mar a mis pies del acantilado) he visto corzos y jabalies salvajes y me han dicho que en céltigos,(aldea junto Espasante) hay dos corzos blancos albinos, estoy loquita por encontrarme con ellos, aquí son muchos los lugareños que los han visto confiados mirando el movil con el que se les fotografiaba, estoy pasota con esto de escribiri pero yo sé que se pasará la racha digamos que me tomado unas vacaciones interiores, ya os iré contando lo que acontezca. espero que seais muy felices compañeros un besazo muy muy fuerte de Alicia

Un comentario sobre “DESDE GALICIA”

  1. Buenos días, Alicia. A mí se me están ya acabando estas largas vacaciones en Ecuador y dentro de muy poco regreso a España. Me alegra tu decisión de vivir junto a la Naturaleza Gallega. Si encuentras a los dos corzos blancos quizás sería un gran ocasión para que escribieses un cuento sobre ellos; uno de esos maravillosos cuentos «a lo gallego». Yo escribí, quizás lo recuerdes, un cuento que hablaba de un personaje gallego, un cuentacuentos, que se encontraba en el Parque del Retiro de Madrid y que venía desde la profunda Galicia, que encontró un amor pero sufrió el desamor y que, al final, la desagradecida que le dejó por un malvado adinerado, quedó con la desdicha de haber perdido a su verdadero amor. Quizás lo recuerdes. Está en Vorem y me parece que se titula «El Cuentacuentos». Bien. Me alegro de que estés tan contenta en Espasante. Yo todavía siento grandes nostalgias de la ciudad de Madrid a la que sé que algún día volveré. Supongo que en esa Galicia profunda que describes en tus relatos tengas suficientemente materia para «darle a la pluma» (darle al teclado de la computadora) y produzcas brillantes relatos. Tus textos son tiernos y eso vale mucho a la hora de narrar emociones. Un beso amistoso.

Deja un comentario