Desierto

Me gustaría escribir sobre el desierto. Pero…Hay un problema.
¿Cuál es ese problema?
Nunca he estado en un sitio así, aunque sospecho debe ser interesante.
Lo es, yo he estado.
Pero yo no. Y su experiencia es intransferible. Es única.
Cierto.

¿Cómo podría resolver tal cuestión? Usted que estuvo en el desierto.
Buena pregunta, no sé si buena respuesta… Vea películas, lea sobre ello.
¡Pero…! Insisto, no es lo mismo que estar allí en persona.
Cierto, quizá sean cosas del desierto.

Un comentario sobre “Desierto”

  1. Buena interrogativa Volski. Quizás los más profesionales sepan contestar a ello porque para eso pertenecen a las Academias… ¿o es que, al final va a resultar que los de las Academias están más secos que un desierto?. Ellos tal vez opinen que su experiencia es intransferible quizás porque la experiencia de la mayoría de todos ellos sea realmente intrascendente.

Deja un comentario

Desierto

Hay muchos lugares dónde uno desearía perderse y que se parara el tiempo, y otro en el que no querría perderme nunca: el desierto. Rodeada de nada y sin saber hacía que sitio tirar, caminar sin saber cuántos pasos dar hacia delante o si sería mejor retroceder hacia atrás. Mirar de norte a sur, de este a oeste y encontrarte siempre el mismo paisaje, piedras, arena y algunos árboles que se divisen en la lejanía. Que por el día tengas que protegerte de un calor insoportable y que por las noches desees la mitad de aquel calor que te acabaría asfixiando de no ponerte a salvo en alguna sombra, y tratar de descansar aunque perdiendo la calma por la incertidumbre de no saber cuánto tiempo podrás aguantar en aquella situación. Entonces te quedas pensando por un momento para acabar preguntándote cómo es posible que en un sitio como ese, tan inhóspito, lleguen a hacer de él un hogar.

Un comentario sobre “Desierto”

Deja un comentario

Deja un comentario