el amor eterno…

Daría lo que fuera por estar un momento más contigo, pensaba aquella chica mientras veía como el joven al que siempre ha amado se iba.

Ella lo aquería demasiado desde mucho tiempo atrás pero el destino no quizo que estuvieran juntos, cada uno tenía su vida y su camino, aunque era inevitable el deternse a recordar cada aspecto que vivieron juntos, sin embargo el tiempo ya no era favorable para ninguno de los dos.

El la amaba, ella también lo amaba, pero no había posibilidad de estar juntos, amor como el suyo jamás existió, ambos nunca sintieron por alguien el amor que habían sentido uno por el otro, pero al verse separados por años y no saber uno del otro, los había llevado él a casarse y ella a comprometerse, sin saber que un día se encontrarían nuevamente y él la encontrara más bella y hermosa que antes y ella encontrarlo más guapo y buen mozo.

Ni que decir de la belleza interna que es la principal, en la cual los dos se amaban aun mucho más.

Ella al sentir que una lagrima resbalaba por su mejilla se dió cuenta del pequeño papel que él dejó en sus manos cuando se despidió que decía: -hasta los grandes amantes de la historia no han podido estar juntos, pero su amor seguirá subsistiendo hasta la eternidad-.

8 comentarios sobre “el amor eterno…”

  1. Hola Lupita. Es muy grato volver a leer algo tuyo. Este cuento me ha parecido tan tierno como debe ser la ternura de tu corazón. Bonito desarrollo argumental. Esa clase de amores siempre han existido. Ni que decir que de la belleza interior de los buenos seres humanos también surge la belleza exterior. A veces llorar por causa de un amor perdido nos demuestra que, más allá, aparece la esperanza… Un beso amistoso y que Dios bendiga a México.

  2. Gracias por tu comentario Diesel, la verdad este escrito salió del fondo de mi corazón y es un gusto para mí saber que logré transmitir ese sentimiento, recibo con agrado ese beso y te envio un fraternal abrazo.

Deja un comentario