Hasta entonces (Parte 2)

Partida…

Como te enredas en la vida de alguien?
Peguntaste mientras esperábamos turno.

No se responder a eso pero usualmente ocurre al abrir una puerta,
Dije sonriendo (recuerdo que nuestros mundos colisionaron de aquella forma)
habíamos acordado tantas cosas y fuimos forjando otras tantas en secreto,
nos hicimos a la idea de combatir el desengaño, de seguir hasta donde fuera posible

por mi parte había encontrado el modo de enfrentar esta infame soledad…
…tuvimos malas noches…
pasábamos horas hablando y nos reconocíamos desde el principio,
me era tan difícil ocultar que seguía teniendo la sensación (de amor)
del primer día todos los días,asi desarrollamos afinidades profundas…
…y yo no le dije cuanto la amaba…
hay cosas que de pronunciares en voz alta develarían secretos que quizá
no podríamos asumir.

Es solo que tuvimos mala suerte (por decir algo) se fue un día entre semana,
amaneció triste aquella vez, no dijo no te quiero, (y yo se lo agradezco)
Por fin nos apareció la realidad, lo que intuí antes había de ocurrir definitivamente
Tomo de pretexto los errores que fueron míos, y yo tome la oportunidad
de estar con ella antes de que me llegara su ausencia, lo había imaginado
tantas veces, pero no puedes prepararte para el olvido.
La despedí frente a la estación, fue un adiós natural lleno de esperanza,
ya nada me detendría del vacío se giró al vagón, yo la miraba y como todos
los días no puede evitar tener la misma sensación de siempre.

3 comentarios sobre “Hasta entonces (Parte 2)”

  1. Las partidas, de tajo y directas, las lentas y dificiles, pero partidas al fin.
    Me pones a pensar en mi ex novia. Los finales son tristes, porque se aceptan a pesar del apego que existe a esa persona. Saludos Christian.

Deja un comentario