Hasta entonces (Parte1)

Eres Feliz?
Te pregunte mientras andábamos, quería que la pregunta surgiera
de pronto, como un hueco inesperado en el camino, no deseaba un si,
y no anhelaba un no.
Lo soy, respondiste naturalmente, que significaba aquello? eras feliz
en aquel momento?, eras feliz conmigo?, o eras feliz por otras razones,
no debí preguntarlo nunca, escapo como un suspiro contenido,la retórica
de la respuesta me tenía dando vueltas, terminaste aquella frase y
presionaste mi mano, eso fue el equivalente a ser tomado justo antes de
precipitarse al vacío.

Henos aquí, ella es feliz a causa mía y yo comparto la ausencia de infelicidad
a causa suya, pudimos haberlo echo todo, tuvimos tantas oportunidades…
ignorar las cosas es la mejor defensa contra el desengaño.
Es posible que yo supiera que habría de irse, algo en ella me lo anunciaba,
como un reproche, como un mensaje en papel al que no se le puede
responder, ahora que lo pienso lo supe casi desde siempre, no fue traición
ni desamor,no fuimos víctimas de la rutina y el desengaño, el universo ya había
trazado nuestros caminos y habrían de separarse ineludiblemente, luchábamos
contra un destino infame irreparable, luchábamos contra sus esperanzas,
solo contra sus sueños.
No tenía una razón y no era mi deseo, pero debía dejar que se fuera,
pude haberla convencido de quedarse pero seria inhumano.
…supongo que vivimos lo que debíamos el tiempo que necesitábamos…
me gusta pensar que separarnos era la única forma de ser…(¿como se dice?)
completamente felices

7 comentarios sobre “Hasta entonces (Parte1)”

Deja un comentario