La Acuchillada

Si vas a cortarme
Córtame hasta el hueso
Rápido y un solo golpe
Aquí estoy a pecho descubierto
Para ti
Por ti
No comprendes porqué
No importa
Me entiendo yo
Y eso basta
Yo sé mi cuento
Toma decisiones
Haz fácil el proceso
Tu parte es ponerte en movimiento
Hazlo pronto, hazlo bien
Hazlo mejor que hasta ahora

7 comentarios sobre “La Acuchillada”

  1. Dinora,los sentimientos mas sinceros «se entregan a pecho descubierto»,como has escrito tu,sólo así nos vaciamos para entregarnos de lleno,que nos correspondan de la misma forma o no..queda en la parte de la balanza del otro..Un abrazo de hadas literarias

  2. Cuando se es correspondido, NASIA, compensa todas las veces que se ha sido rechazado. Cada rechazo es un sí a la esperanza de ser correspondido una vez. Esa vez vale mucho más que todo lo demás. Ocurre cuando se ama de verdad. Sucede cuando se ama de forma única, Acontece cuando el amor es noble.

  3. Como todo es relativo digamos que los relativo es que es cierto lo que se dice cuando lo que se dice es cierto. La certeza es una relatividad que deja de serlo cuando se hace certeza. Podríamos estar hablando siglos enteros sobre este asunto pero basta y es suficiente con un minuto de pensamientos,

Deja un comentario