Todas las entradas de: Dinora

La Acuchillada

Si vas a cortarme
Córtame hasta el hueso
Rápido y un solo golpe
Aquí estoy a pecho descubierto
Para ti
Por ti
No comprendes porqué
No importa
Me entiendo yo
Y eso basta
Yo sé mi cuento
Toma decisiones
Haz fácil el proceso
Tu parte es ponerte en movimiento
Hazlo pronto, hazlo bien
Hazlo mejor que hasta ahora

El Precio

Claro que te sigo queriendo
Jamás renuncié
Solo que ahora me dirijo a ti
En forma más aceptable
Lo estrictamente necesario
Ya no busco pretextos
Ni cualquier tontería
Ya no soy de cantidades
No divago solo por hablarte
Ha cambiado, por supuesto,

Dudas

Yo soy el olor que te enloquece
Y mi cuerpo es jaula
Que arrulla tus suspiros
Y esos ojos tuyos, sonrisas invertidas
En esta mirada se pierden sin remedio
Yo tengo licencia
Para morder tus cejas
Tu nariz, tu boca
Me bebo en un solo trago tu sonrisa

Risa

Yo, desde luego, me río
Quién será la que escribe?
La que desgrana poemas
se mal-corta las venas
y mata las rimas
Yo soy
Soy Yo
Y sigo riendo
De mí misma

http://www.dinoraluz.blogspot.com

Negatividad

Eres tan detestablemente positiva
Que no me dejas traer en la cabeza mi nube de lluvia
Ni rumiar mis penas sin sentirme culpable
De despreciar la simplicidad del optimista

No entiendes que a algunas nos gusta
El café negro, el atardecer a solas
El libro en la mesa y las flores marchitas
Esas que nos cuentan viejas historias

Los Enamorados

Los veo cada día, enamorados
Buscándose, deseándose,
Escondiéndose de otros y de sí mismos
Negándose, fingiendo creer
Que los demás no ven lo evidente
Los descubro casi sin querer
Estoy tan cerca de sus secretos…

Tarde de Café

Ella dijo en forma intempestiva
-Quisiera estar ya muerta y en el «cajón»
Sin sorprenderme, la miré a los ojos
-Pero tú eres claustrofóbica- musité
¿Y qué?- suspiró- He dicho muerta, no viva
-Pero tú no sabes, ni yo- dije -que sucede una vez que morimos, tal vez conservamos sensibilidad, o conciencia
Molesta, ella argumenta -¡Entonces ya no estaría muerta!.. Ni viva… ¿Que no es obvio, qué sería entonces?
-Indudablemente un «zombi» -respondí, dando un pequeño sorbo
-¡Que desagradable sería! -dice, y de pronto se ríe
Y yo también me río, pero conmigo misma, ya logré sacarla un poco de sus casillas… y traerla de regreso al mundo de los vivos al menos en lo que degustamos el café Sigue Leyendo...

Desires

Tu dijiste -Yo soy así, o lo aceptas o lo dejas-
Yo dejé todo atrás
Ahora tú estás aquí
Y te duele que te diga que tú ya no eres Tú
A ti… ¿Quién te entiende?
Y.. ¿quién me entiende a mí?
Yo digo qué
Echaré de menos todo lo que fuiste
El reflejo de la tarde soleada en tus ojos
Peleas a muerte las nuestras, a brazo y pierna.
Tus “decires”, sin motivo o con razón,
Esos con los que nunca estuve de acuerdo
Entonces podrás decir que sí
Que igual Yo soy así
Pero tú no tienes que aceptarlo o dejarlo
Ni que decir algo, solo seguir Sigue Leyendo...

Fácil y Difícil

Hoy que es un día especial
Confieso
Ha sido difícil encontrarte
Complejo entenderte
Enredoso hacer acuerdos
Peliagudo hacerte confiar
Agotadora la espera
Inaccesible tu vida
Áspera tu indiferencia
Embarazoso decírtelo
Pero… ¿sabes?
A pesar de eso
O por causa «de»
Lo que ha sido fácil
Es quererte

El Encuentro

Nada sucede, y sin embargo todo se mueve en la música silenciosa que solo se percibe con los poros de la piel. Yo siempre te encuentro, en la última gota de vino, al final de una novela o en los espejos abandonados por una tarde de lluvia. No has cambiado nada, sigues haciéndome esparcir palabras como confeti, y no importa si lo creo o no, admito que vivo enamorada del movimiento de los labios, del arco de las cejas y de las formas delineadas por el sol entre nubes. Tú te quedas atorado en la garganta, y me dejas con sabor a barro, a trigales verdes, a mar abierto, llenas mi pecho con suspiros, te conviertes en el camino que mi andar persigue, tu salpicas de estrellas este firmamento y simulas cometas con el movimiento de tus manos. Acércate más y me quedare con tu mirada y con la longitud tus brazos. No te jactes de haberme encontrado, yo te encontré a ti, no imagines lo que se siente, solo hagámoslo coincidir con este rostro nuevo. Sigue Leyendo...

El Principio

Tú eres el principio
El callejón con salida
Mi jardín sombrío
La puerta prohibida
Madrugada en penumbra

Tú fuiste el inicio
Y el fin del preámbulo
Molde del destino
Mi forma de barro
La llave de oro

Se me va

Se me ha ido, otro pedazo de tiempo, ¿cuantos más pasarán? Y el que lo viví lo viví, el que no, lo reemplacé por otro cantar y otras experiencias. Las marcas en el calendario pierden significado, son las huellas en el corazón las que perduran. Otro año mas en este espacio, sintiéndome estar y no estar, algo se me va, algo se queda conmigo. Tiempo, una eternidad y un instante, trastocando la cuerda de los relojes mi pecho no pierde los suspiros, solo inhalo y exhalo a ritmos diferentes. Dado que estas manos inquietas no se deciden por ningún instrumento, a la vez que se niegan a soltar sus viejas herramientas, aprisionan para sí todo lo nuevo y todo lo que esperé. Es justo; perder y ganar para que al final y al inicio lo menos efímero sea lo que persista. Esta alma y este corazón atrapan y liberan palomas a tiempos desiguales. Sigo paladeando nuevos sabores y añorando algunos aromas, y me permito descubrir que lo mío es continuar, las palabras al hombro y los ojos que me hacen, y los que me harán compañía, en otro costal. Sigue Leyendo...

Calaveras

Versos populares y satíricos referentes a La Muerte (Catrina, Parca, Calaca, etc), durante la fiesta de los difuntos (2 de Noviembre) muy tradicionales en México:

~+Vorem+~
Todas estas calaveritas
Unidas por amor al arte
Ahora bailan entre las lozas
La Muerte de letras quiso ataviarse

Lloverá

Esta tarde puedo comprender tu actitud de estos últimos días: El cielo gris obscuro tiene tu rostro, es exacto, los mismos síntomas, la cara nublada, los ojos como centellas y relámpagos, la voz en un trueno, y detrás de toda esa mascara de tempestad la angustia de anhelos contenidos, de necesidades no confesadas. Tus inquietudes han tomado forma de nubes. Sé que lloverá, no hay duda, así que aquí estoy, espero con ansias la tormenta oliendo la humedad en el aire electrizado, y con la fe ciega de que también lloverá en ti, verás con claridad cuáles son los deseos que reclaman tu alma… y tu cuerpo. Sigue Leyendo...

Lentitud

Es muy lenta
para mi gusto
esta despedida
sin reclamos, sin reproches
ni sarcasmos
no me he permitido
agarrar del pescuezo a tu recuerdo
sacarlo al patio y pegarle un tiro
Que aburrido
hay momentos en que
hasta se me olvidan
los motivos

Paladín

El espejo donde me veo a mi misma, con todas mis virtudes y todos mis defectos, la piel que me envuelve curtida en su sabor y el mío, la textura y mi tacto, las manos que de tanto recorrerme ya son parte de esta geografía. Tan esencial a mí, tan cerca, tanto, que me es difícil encontrarle y detener este galope a base de contemplaciones objetivas. Tú, mi coeur duo, que no llevas mas arma que la sonrisa cínica y la lengua viperina, endeble camuflaje de un alma templada en lo infinito. Combatiente que no parece entender de rosas ni de atardeceres, a cuantos han atravesado sus frases como espadas a nombre de éste romántico delirio. Mientras más fuerte seas, mas soy yo capaz de derribar al guerrero de su cabalgadura y reducirlo a dimensiones menos etéreas, más humanas, más definidas, le contemplo con la más indiferente de las miradas y descubro que sencillamente vuelvo a enamorarme. Yo, soy tu estandarte, caballero… y tú, mi paladín Sigue Leyendo...

Mar y Olvido

Yo luché tanto por tu recuerdo
pero el mar me enrolló como a un tapete
Y me arrojó inclemente a la orilla
Aprendí entre arena y moluscos
El viento y este vacío
Escozor de tu ya lejana ausencia
Calando hasta los huesos
La sal y este frío
Algas que dan su justa importancia
A esta historia inexistente

Conmigo

…La certeza de que en absoluto no me pertenecerás es lo que mas me ata a ti, …que éstos brazos nunca logren aprisionarte me parece irrelevante, …las mil y una gentes que distingues antes que a mi para nada me inhiben, …hay que entender que es mirarte y todo lo demás se difumina, …si tu voz resuena a mi lado me estremezco con el mas inesperado de los seísmos, …se deben declarar tus manos inquietas como mi botín de guerra, …tu piel aprende palmo a palmo el camino a nuestro bosque inexpugnable, …no hay obscuridad suficiente que extinga la luz que decanta tu sonrisa …tu eres sencillamente Tú Sigue Leyendo...

El Sueño

Soledad es lo que queda
Después de darlo
Y recibirlo todo
En lo que ayer fue satisfactorio
Hoy anida solo el vacío
Y la pelea por no ceder al impulso
De volver a llenarlo
Del olvido
En entregar y recibir de nuevo
Digo adiós y reincido
Circulo vicioso de lo que llega
Lo que se va y lo que regresa
Del Extravío
Entre tantos inicios y finales
Yo sueño con que algo permanezca

Guardo de ti

Guardo de ti…

Tu rastro de hojas caídas
La llama ardiente de tus palabras
El oleaje de tu pensamiento

Guardo de ti…

El eco febril de tu ingenio
La mano oculta y firme en tu mirada
Tu eterna danza del deseo

Estos Meses

Meses, meses en que no escribe
Insensible pasar del soplo de los días
Transita en la superficie del camino
Horas en que solo ve crecer la hierva

Meses plagados de idénticas semanas
Escuchó mil veces la misma melodía
Lunas y soles colonizaron en su piel
Marcas indelebles zurcidas en el alma

Cardinal

Mira atentamente hacia el norte, quizás ladeando un poco la cabeza hacia el oeste. Ahí estoy, permanezco, aun con la distancia, de aquí a la vuelta de la tierra, mis brazos no se rinden, saben que pueden alcanzarte.

Miro atentamente hacia el sur, quizás ladeando un poco la cabeza hacia el este. Sé que estas ahí, y aun con la distancia, de aquí a la luna, se que tus brazos no claudican, saben que pueden estrecharme.

Así tú y yo. Tan distantes. Tan de amor. Tan cardinales. No mapas, no astrolabios no brújulas ni sextantes. Solo puntos que se pierden en el horizonte y permanecen visibles aun con los ojos cerrados. Solo el sentir y la certeza de saber que existes. Y el saber que yo existo. Y, que por el momento, eso es suficiente. Sigue Leyendo...

El Primero

Hay cosas que no olvido, como a la primera persona que escribió en este blog… y a la última. Hay cosas que siempre recuerdo, como la sensación de dar “click” a publicar y arrojar un puño mas de letras a este mundo, hay cosas que me sostienen, los motivos para estar aquí permanecen intactos, hoy hay una ventana panorámica a mi interior y me complace cuando alguien se asoma, y cuando alguien se anima a entrar y compartir conmigo una taza de café y sus ideas es un momento de regocijo. Estoy hecha mas para escuchar que para hablar, pero soy de instantes, instantes en que toco el cielo, en que todo se ilumina y entonces puedo atrapar algún demonio íntimo y convertir a palabras esto que siento Sigue Leyendo...

Reojo

Justo en ese mundo
Donde las cosas se alargan
El rabillo del ojo duele
Martirio de mirada fija
Estas tú

Justo en ese espacio
Donde las cejas se alzan
La cara se torna pensativa
Antes del primer obstáculo
Estas tú

La lengua de los ojos (7)

Esa sensación de irrealidad, de nuevo. Y contempló atónito como en esa especie de holograma, Ana y Alberto se difuminaron ante sus ojos, y esa escena inverosímil, de película de terror, llenó de espanto a Guillermo, mientras el frío, preludio de la noche tormentosa, le caló hasta los huesos

-Guillermo! Que pasa?, ¿donde esta Ana?! ¿Por qué no la veo?!

Ricardo llegó jadeado a sus espaldas, así que, impotente, tuvo que darse la media vuelta y entreabrió los labios sin la menor idea de lo que iba a decir, y en ese momento el cielo le arrebató la palabra, la tormenta se hizo sentir con tal furia que las gafas de Guillermo se deslizaron por su nariz y se humedecieron al instante Sigue Leyendo...

La Llamada

Hoy es tu día, y estos dedos tocan a marcha en el filo de la mesa del teléfono, La Llamada contiene letras enormes que frenan mis ansias. Ha pasado ya tiempo desde la última vez que escuché tu voz, y más aun desde la primera vez que nos vimos. Momentos, navajas de doble filo con las que medito haciendo malabares. Pensar que no soy yo quien en este instante se ilumina con tu cara radiante, ni son estas manos inquietas las que recorren a roces la arena de tu piel.

Que extraño dudar cuando decimos que existe tanta confianza, tanta complicidad, tanto afecto… un momento me confiesa, y me convierto en un invitado de mas en esta fiesta, porque cierro los ojos y veo a este alguien mas que escarba en mi animo y a aquel alguien mas quien te aprisiona en sus abrazos y no hay nada que hacer al respecto. Sigue Leyendo...

Tu Ausencia

Hoy tampoco te veré, y aunque me niego a admitir que extraño ver tu sonrisa dibujada en esa cara de seriedad que tienes; suspiro, me rindo, y acepto que tú te has convertido en esa necesidad que tortura, en esa penuria que hace morir lentamente. Estos minutos que pasan y en los que logra atraparme la nostalgia se convierten en cruces que marcan más tu ausencia. Si. Duele no poder verte, duele tu ausencia, duelen estas dagas que se clavan sin piedad y sin coherencia en este corazón que estas matando a recuerdos, y es en este pecho donde a momentos todo se ahoga en el deseo de ti. En este silencio vislumbro tu figura, y me devora la urgencia, yo ya quiero tenerte de nuevo aquí, conmigo… Todo lo tuyo me hace falta. Sigue Leyendo...