La vía de la simplicidad

El gato se me queda mirando, tranquilo y sereno vigilante mientras escribo este texto, el animal atento. Abre sus pequeñas fauces, bosteza, se relame, se acomoda aún más sobre el cojín, blandengue, cómodo. Por unos segundos panza arriba para ser acariciado así se acaba de posicionar, el animal sigue atento.

El gato se levanta, se arquea como el perfil de una luna media que asciende por la montaña invisible, luego baja un poco el lomo y se marcha caminando con elegancia y buena suspensión independiente en las cuatro patas, no de palo, pero sí pata de pelo; mamífero discreto, sin hacer ruido se retira a beber agua fresca del recipiente a temperatura ambiente, muy cercano bajo la ventana a la sombra el agua y su recipiente.

Una paloma se ha colado junto a las macetas llenas de tierra y flores, el pájaro mira a su alrededor, al suelo le ofrece un pequeño paso, luego otro e ir avanzando.
Allí cerca el gato parapetado, acechando al pájaro volador de vuelos bajos.
Sigiloso y estratégico felino doméstico vigilando, como preparado para algo, quizá esté tramando cosa harto felina.

La paloma se va, alza el vuelo, desaparece por los cielos esos que hay ahí arriba, de color gris y con ventanas y edificios acondicionados por aire de circuito a la máquina.
¡Por ahí arriba, la paloma se alzó en alas y desapareció!

Al acecho el gato se queda como si nada hubiese sucedido, se levanta, vuelve a su cojín en el patio medio cubierto con aire fresco del que pasa y mueve según qué, algunas cosas, empero no todas el viento no se lleva.

Este texto, entre estrofa y estrofa crece, ahí el gato observa pequeños detalles de lo cotidiano en su campo visual y sensorial, sembrado de pequeños desafíos y alguna escaramuza consigo mismo y gatuna.

Miro por la ventana…, en reflejo se aprecia al gato mirando sin mirar sobre su cojín, descansando o quizá preparándose para.

Los gatos siempre están a punto o preparándose para entrar en acción, para lo que pueda suceder; incluso llegado el final de esta escrita historia sigue preparándose igual, el gato sigue estando atento, el gato es un animal atento que casi siempre te desatiende, además es muy independiente.

Deja un comentario