MIÉRCOLES SANTO

Subo al ómnibus y noto a todo el mundo callado, en silencio, preocupado. Por lo que pienso para mis adentros (soy lo suficientemente discreto como para no exteriorizarlo): Gente, vamos a cambiar de cara que a Cristo recién lo crucifican mañana y se muere pasado mañana. El Domingo resucitará… eso dicen…

Mario Pires
Maldición Poeta

Deja un comentario