Preludio Dodecafónico

¡Clin!
Ya….suena.
….serena la inquietud….¡¡¡¡ROMPE!!!
y va y va y va y va y va
sobre la equidistancia……….¡YA!
siiiiiiiiiiiiiii.
.
.
.
lencio. ¡Que!
Queda sobre la misma vidaaaaaaa.
¡¡¡¡¡¡¡Y!!!!!!!!
Surge.Como.La.Misma.Inquietud,.Que.

La. roca. Queeeeeeee….
¡CALMA!
……….ohhhhhh…….¡¡¡¡SÏ!!!!
….solo solo solo solamente solo solo….¡OL!
Da. La.
Siempre la misma…….
SIiiiiiiiiiiiIiiiii…….
¡va!

Rompe la margen del corto silencio la misma evidencia.
Dice la mano que rige la corte que es regia.
Alza la voz el silencio que es solo
Soli….soliloquio….¡Ya!

……..rompe, dice que la muerte, ¡¡¡¡NO!!!!
(Exhala)
Lúgubre……humo.

y………¡Y!…..yyyyyy.
Cesa.
Cesa.

Ce
sa.

4 comentarios sobre “Preludio Dodecafónico”

  1. !Qué profundo, Greko!. En medio de la originalidad surrealista existe toda una teoría de la comunicación verbal y no verbal. Tu preludio es lanza viva de voz rasgada que queda sobre la vida como una continua expresividad cortada por los gestos interlocutores de las articuladas palabras connotastivas. Me gusta mucho tu inteligente forma de plantearlo con poema asimétrico lleno de interpretaciones metalingúisticas. !Muy bueno!.

  2. Hablaba con unos amigos sobre qué era la poesía y cómo escribir poesía. Comentaba el hecho de que la poesía no es sólo rima y verso. También se construye la poesía con la mera sonoridad, la repetición, con el juego de las palabras distribuidas en el folio. Este poema ejemplifica de maravilla esto que yo reflexionaba.

    Greko, además, me fascina tu versatilidad, tu capacidad de cambio de registro desde el clasicismo más latino al tono shakespiriano de tus dos últimos poemas (brillantes) y de Shakespeare a este poema «gráfico».

    No me queda más que felicitarte.

    Plas, plas, plas. Aplausos efusivos.

  3. Me encantaría verte escenificar tu poesía porque te veo capaz de transmitir mucho con la expresión no verbal de la que hablaba Diesel.

    Me encanta la dosis de energía que le pones a tus escritos atreviéndote con esa originalidad que te caracteriza.

    ¡Besos!.

Deja un comentario