Prisma de amor

En las entrañas de mi universo de gotera, te sentí como frágil cristal
quebrado, cerrados esos ojos que elegí.
Quise comprenderte, caminando miedos de Ángeles caídos y llevar equilibrio
a tu cornisa.
No sé, cuando te miro a los ojos intensamente, creo que llego a tu pecho abierto y sangrado, y tal vez a cubrir tus heridas… pero puede que sea tarde.
No importa si estoy muriendo o naciendo, sólo tu alma disuelta define tu
amor de bambi desencontrado y esquivo.
Lo que tantas veces me pediste… ¿seré?

Siento que nos llevan las sincronías como olas rotas. Los sentidos incontrolables, inmanejables, no saben de líneas transparentes, verdades o mentiras. Asimetría de los secretos sin cables.
¿Seré? Siento que soy. Cae la tarde color invierno en Palermo, donde juego en la plaza a inventar que subes temprano, allí donde vibro en el gerundio amando, sabiendo que la nieve es la escarcha, armada tu historia de lluvias cortadas.
Me pregunto ¿cuántas gotas faltan para dejarte volar?. Detrás de tu cara, hay otras caras.
Yo veo la mía, donde me veo y me reconozco. ¿Cuándo llegarás a ser mi universo perdido? Yo soy el que lleva tus manos al beso, incrédulo, mirando tu prisma sin nombre.
¿Dónde te habrás perdido? ¿Dónde me habré encontrado? Me siento inútil iluminando tus huellas, siguiendo al paso tu destino. ¿Soy el puente y el que acompaña? Ciertamente, no lo sé.
Sé que perdido, voy a entrar entre tus piernas donde amo la vida, a morir donde naciendo se me escapa la vida y sostengo mi respiración porque hay silencios ocultos detrás de tu muro, porque sabes bien que nosotros somos lo que construimos, un fuego sin fronteras en una guerra sin lágrimas y que atravesé lluvias de vidrio molido pisando tu escarcha descalzo como estoy, porque te amo.

3 comentarios sobre “Prisma de amor”

  1. Muy bueno Ivánsicardi; no me extraña que ese imbécil plagiador que anda «despendolado» esté plagiando textos tuyos. Debe ser la envidia. Debe ser que es incapaz de concebir que un escritor pueda terminar un relato con ese profundo «descalzo como estoy, porque te amo». O quizás ese pobre plagiador no sepa jamás interpretar «solo tu alma disuelta define tu amor». Podría estar analizando durante horas enteras este texto tuyo pero sólo voy a decir «chapeau».

  2. No importa si estoy muriendo o naciendo, sólo tu alma disuelta define tu
    amor de bambi desencontrado y esquivo.
    Lo que tantas veces me pediste… ¿seré?
    Es un decir magnifico, sentí el mismo clima que cuando leí Un lugar llamado Kindberg, quizás porque al leer Bambi pensé en osita, como llamaba el cronopio a Carol, no lo se.Saludos.

Deja un comentario