Sonríe, Sonríe

Conseguir un puñado de oro
cuesta más que conseguir
un puñado de sonrisas
y un puñado de sonrisas
vale más
que las manos llenas de oro.
Y es que sonreír no cuesta nada
y quien sonrie se hace rico,
y quien le da una sonrisa
a cambio de otra,
y quien regala sonrisas
a cambio de nada…

Y es que sonreír
es como el oro
que se encuentra
en cada boca,
brilla tanto que deslumbra,
haciendo ricos a los ojos,
Y es que así cuando se miran
Es envidia que se siente
Y es entonces contagiosa
Y todo el mundo se sonríe.
Se reparte en dimisiones
Se comparten sin menciones
Con razones o sin ellas,
La sonrisa enriquece.
Cuanta riqueza tenemos
Lo mucho que vale la sonrisa
Somos tan afortunados
De ser más ricos que el oro.
Sonríe, sonríe
Muestra toda la riqueza,
De esa fuente inagotable
que nunca acaba
ni se pierde.
Sonríe, sonríeme
Por si alguna vez
Me da por ser pobre.

2 comentarios sobre “Sonríe, Sonríe”

  1. Siempre, desde muy niño, he tenido la certeza de que la sonrisa es el tesoro más grande que tiene un ser humano. La sonrisa es un estado anímico mucho más elevado, muchísimo más, que la risa grosera. La sonrisa se da las manos con el llanto porque es la antesala de la felicidad. Y eso vale más y cuesta más alcanzarlo que todo el oro del mundo.

  2. No hay mayor satisfacción que intentar cambiar una cara triste, un ceño, unos puños apretados. Por un chascarrillo, una ironía o muchas sonrisas o mejor aún, una risa desbocada. Siempre que ayudamos a sonreír, nos sonríe dándonos paz, EL ALMA, un cariñoso saludo compañero del vorem,

Deja un comentario