terror, sorpresa, Desamparo

Hoy es tiniebla,
Ocre
Aceituna
Paisaje ondulado
No me encuentro no tengo no (me) soy.
Los ecos solo transmiten desafinados abismos
Terremotos y locura sin perdón.
Las voces se pierden en el rumbo del pensamiento que viaje, lejano, tras una palabra de mármol más frágil que tu escultura.

En la casa no hay casa.
En mi no hay yo.

La penumbra me opaca la sangre y la congela.
Muerta de imprevistos
Muerta de impredecibles
Muerta de sorpresas y sustos, solo busco tierra.

2 comentarios sobre “terror, sorpresa, Desamparo”

Deja un comentario