Todas las entradas de: Celeste

Intento

Intento amarte desde lejos y el amor es un territorio seco y profanado.
Es el más inmenso de los ríos amarillos, rojos y marrones.
Cuando te encuentro bajo sus aguas nunca puedo llegar a la orilla.
Viene la tormenta, y se queda. Oscureciendo la nada. Tiñendo con su hilo líquido los peces y las canciones.
Tiñendo con hilo y aguja los versos y las razones.
Intento amarte y despacito me quedo entre tus manos, rememorando-te con los ojos abiertos y cerrados. Y no puedo salir.
Me empuja la tormenta que revuelve el anclaje de mi conciencia que desvanece. Atrapada en el desván y escaparate.
Atrapados como peces de ciudad. Sigue Leyendo...

Amor primero

Te acordás de aquella frase… «pájaro de canto bajito?…»
de las charlas interminables, los mails especiales, el ecosistema…
los ojos, las manos, el calor,
el vino y la cerveza,
los besos en la frente,
las canciones, Sabina la guitarra y el sombrero,
el hornito y su esencial, las miradas, las caricias,

Uno

Me meto en la cama casi corriendo, escapando del frío que taladra los huesos, en el más cruel invierno, y cuando mi nariz llega a la altura de la sábana, siento al unísono los olores de mis hombres. Son olores, porque no son perfumes. Porque el olor es a cuerpo ágil y musculoso como un dóberman, y el olor es también dulzón y tibio como una frase lumínica bajo el sol de la mañana.

Tantos olores me componen, como piezas que estratégicamente moldean mi cuerpo, como masa, como barro, como las cuentas de un collar, como cuerpo que es una ventana, que es un mediodía, que se derrumba en la encrucijada de un puerto azul; bajo un mar de espuma, sobre un puente de caramelos, de libros y de lunas y pecosos lunares. Sigue Leyendo...

La preocupación del niño

En la tardecita, cuando el sol huye del cielo cual espectro despavorido,
un niño, pensativo y preocupado, que termina de hacer la tarea para la escuela, le pregunta a su papá:

-Papá, ¿por qué la gente reclama volver a votar lo que ya se votó dos veces? …lo que ya se votó dos veces, por la misma gente, ¿por qué, papá, la gente sigue pensando en cosas que pasaron hace tanto tiempo? en vez de preocuparse porque ahora no podemos salir solos ni siquiera hasta la escuela, ni al club, y menos de noche; porque no regresás a casa… ¿por qué, papá? ¿qué le pasa a la gente, papá? Sigue Leyendo...

terror, sorpresa, Desamparo

Hoy es tiniebla,
Ocre
Aceituna
Paisaje ondulado
No me encuentro no tengo no (me) soy.
Los ecos solo transmiten desafinados abismos
Terremotos y locura sin perdón.
Las voces se pierden en el rumbo del pensamiento que viaje, lejano, tras una palabra de mármol más frágil que tu escultura.

en Cuadre

Porque de todos modos era asi. Estaba, y estaba yo. Y estábamos ahí. Pero nunca sabemos donde en realidad estamos. Yo pensaba que podíamos coincidir en lo no dicho del pensamiento. Quizá estaba pensando que yo pensaría que entonces yo después diría. Después ya no podía ser cierto. Porque no había una explicación. Ni siquiera existe.
Su voz como de espuma, haciendo un cálido movimiento. Vaivén de todo lo maravilloso que yo era cuando el momento vivía allí circunscripto En él.

Absoluto

Tu mirada de barro
De mar abierto
De tormenta anticipada.
Tu mirada de lluvia y
La lluvia constante de la
Mañana que miraba sobre
Tu mirada de barro
De mar abierto,
Y la constante mirada de
Tormenta tuya
Mía mirada
Y mis brazos amarrando
La simpleza del pálpito único,

Fijo el recuerdo

No puedo impedir el pasado. Pero puedo cerrar los ojos ahora, y abrirlos en el futuro.

Mientras dormiré sola, como caracola desnuda bajo el sol, acariciada por las huérfanas aguas.
Luego despertaré hija del arco iris.
Y el desierto será puerta será puerto
para juntos escaparnos, de nosotros y de ellos.

Arsénico amor

Ojos como sombras despiertas
(des)pedían
Se despedían de
Tornasol anestesiado.
Era en otro sentido,
luna languidece,
eran idénticos opuestos exactos
Como inmaculada sombra la sombra
De pausa –da sombra
Era sombrero de huella esterilizada

Inocentes

Hace calor,
y la brisa sobre tu cabeza me despeina
“La distancia está loca”,
Dijiste
Y esa loca distancia era yo.

Entonces vuelvo
Envuelta en canciones de cuna
Y soy una tibia y mermada tardecita
Dulces cenizas de coagulo
Y salitre
Era yo
Y tu ventana rota.

Que se te pase la vida

Que se te quemen las manos antes de volver a tocarme
Que se te borre el recuerdo antes de volver a pensarme
Que desaparezca mi huella antes de volver a recorrerme
Que se te inunden los ojos
Que se te parta la vida
Que se te corte la sangre
Que se te muera el olvido
Que se te estanque el aliento
Que se te escurra el consuelo
Que se te pierda la llave

Para mi amigo

Si pudiera saciar esta locura, dejaría de ser locura, para salvarme.
Podría ser una canción escrita en dos partes. Entre quererte, y sentir lo que se siente cuando te quiero.
Cuando quiero que estés, cerca y sin mas, ya no somos nadie, y somos el mundo, que termina cuando giramos entre abrazos y miradas de luna y luces, que son palabras musicales. Es brillo cuando te veo, todo es naturalmente hermoso.
Cuando te quiero, es sencillo y hermoso amarte. Cuando encuentro tu risa colada entre mis ideas, que llevan una sonrisa cuando estas tu. Todo tu.
Cuando no estas, el mundo que es mío sigue siendo tuyo. Y recorro tu paisaje. Y la brisa es el espacio en que nos movemos. Y la caricia es encuentro y es abrazo, de tus besos que derriten el universo y materializan lo intangible.
Mi amor, que es mío y tuyo. Y no es de nadie.
Es un amor que al derrumbarse, desmorona el corazón, y resurge siempre que recuerdo que te quiero y no puedo dejar de hacerlo. Porque te amo Sigue Leyendo...

Para mi amigo

Si pudiera saciar esta locura, dejaría de ser locura, para salvarme.
Podría ser una canción escrita en dos partes. Entre quererte y sentir lo que se siente cuando te quiero.
Cuando quiero que estés, cerca y sin mas, ya no somos nadie, y somos el mundo, que termina cuando giramos entre abrazos y miradas de luna y luces que son palabras musicales. Es brillo cuando te veo, todo es naturalmente hermoso.
Cuando te quiero, es sencillo y hermoso amarte. Cuando encuentro tu risa colada entre mis ideas que llevan una sonrisa cuando estas tu.
Cuando no estas, el mundo que es mío sigue siendo tuyo. Y recorro tu paisaje. Y la brisa es el espacio en que nos movemos. Y la caricia es encuentro y es abrazo de tus besos que derriten el universo y materializan lo intangible.
Mi amor, que es mío y tuyo. Y no es de nadie.
Es un amor que al derrumbarse, desmorona el corazón, y resurge siempre que recuerdo que te quiero y no puedo dejar de hacerlo. Porque te amo. Sigue Leyendo...

Sola

La noche es larga, el tiempo es un punto oscuro y hondo de referencia.
La causa es que no existen causas para continuar. Que no llega a ser causa. A que seamos dos.
Para continuar así.
Continuar por los andamios de un paisaje que amanece. De una sonrisa descalza. De un beso que expiró. De un quiebre que destruyó.
Y el espiral de locuras termina siempre en tu rostro, y lo abraza.
La noche es larga y fría.

Y tus noches son diferentes.

Queriendo aún más

Aunque escriba cartas, aunque llore, aunque intente desaparecer(me) de tu vida, aunque quiera dejar de sentir lo que siento, aunque pretendamos que todo siga igual que antes, aunque sea culpable por desafiar a la pasión, y quitarle su gran mérito, aunque no me haya importado correr el riesgo, aunque intente olvidar y sea en vano.

Aunque rompa cartas, aunque esconda el llanto, aunque desaparezca de tu vida, aunque no quiera seguir sintiendo todo lo que siento, aunque sepa que nada volverá a ser como antes, aunque me declare inocente por faltarle el respeto al amor, aunque no me dejes correr otro riesgo, aunque imagines que logré olvidarte, aunque de verdad lo creas: es en vano. Sigue Leyendo...

Dimensión soledad (modificado)

Algunas personas no comprenden el idioma de las palabras y prefieren comunicarse de otra manera, los ojos o las manos sirven de referente para conocer otras latitudes, salvaje dimensión que separa las batallas triviales de la razón.

Algunas personas aprenden a olvidar sin darse cuenta del mismo olvido, sin cargar a sus hombros la pesadumbre de un nombre o un tibio recuerdo en sepia, sin la calidez de una llama tenue que se debate entre humo y efervescencia, entre peligro y dolor.

Algunas personas caminan en el aire, se perfuman de mariposas, se bañan en el tumulto de las sábanas de seda y corren en libertad hasta perderse en montes lejanos. Sigue Leyendo...

Donde alguien nos siente

Entonces era mañana y sus ojos llovían como pátina de otoño.
Era la imagen de un corazón oscuro, de una mañana sombría de luto. De una vida que iba mas lejos que él.
Entonces era el tiempo azul de perfecta transparencia, que desaparecía entre el tumulto de copiosa sal de sus ojos abrigados por un sueño compartido que nacía en soledad, pero resguardaba el mas fiel recuerdo hacia ella.
Era cuando el sol caía y salían a relucirse ensueños terrenales de un paraíso sin memoria.
La espera era así, tan iluminada por sonrisas de luna nueva, por el augurio de la hora violeta. Sigue Leyendo...

Paisaje

Sin palabras pero con letras sueltas, sin decirlo y casi sin saberlo. Sin presentirlo y persuadiendo. Sin buscar. Sin encontrar ni desencontrarse; como quien intenta medir la existencia con un baremo desconocido.
¿Es válido atrevernos a recorrer el camino que nos trae al presente anacrónico de las palabras y su musicalidad?
La dialéctica de la verdad nunca pudo llegar mas lejos que un suspiro. Y el diáfano sentir muere cada instante amalgamado en dulces sonrisas y truncas miradas. Así como el desván más lejano y fantástico donde la vida resguarda mucho más que su soberbia decadencia. La imagen fija del egocentrismo humano. Y el despotismo de lo que no se dijo intentó traspasar un cuerpo entero, absorto e impoluto, haciendo desbordar la sangre purpúrea y caliente hasta desplomarse. Sigue Leyendo...

Ensueño

Será que volverían a elegirse aún en las sombras,
En el dulce sabor del ímpetu de sus cuerpos
En la oscuridad que es aún oscura
En las palabras que no son propias, en las mentiras que no se dijeron,
En los cimientos de una nueva aventura o desventura,
Será,
Que elegiría todo lo que no podría pasar,

Y lo que los une,
Y elegiría todo lo que los separa, que de no pensarlo los une más-en paz,
Será

La amistad de siempre

Antes estábamos a la moda. Claro. Comíamos caramelos de colores, yummies, inflábamos globos, recortábamos figuritas, coleccionábamos cosas. Después se nos dio por creer. Es decir tuvimos ese tiempo en que creíamos creer en todo. Todo era genial. Como que el mundo seria un lugar feliz, donde reinaría la paz el respeto y la tolerancia, donde la miseria del ser humano no tendría cabida porque seriamos todos igualmente solidarios. Un mundo benefactor, como un estado protegido. Nos cuidábamos mucho y nos cuidaban. Éramos chicos si. Teníamos sonrisas y muñecas y hojitas perfumadas, y el cuarto con paredes pintadas de rosado o celeste. Teníamos la merienda pronta cuando llegábamos de la escuela, y la tele esperándonos, seguro que con amigovios o chiquititas, para después sentarnos a hacer los deberes. Sigue Leyendo...

En secreto

Un desván de vientos grecorromanos.
Huracanes entre dulces telas trenzas entrelazadas. Adornaban los sueños y las figuras en la pared; el espejo y el recuerdo.

Nadie podía pensar que sería verdad. Porque nadie podía imaginar que estaría en lo cierto. Así. Nadie debía levantar la polvareda que quedaba bajo los párpados escondidos en el silencio azul.
No podían escribir la historia.
La historia que a veces era fantasía, con ojos pensativos de -miradas-de no pensar que sin querer pensaban.
Que sin querer se acercaban.
Que sin querer querían más.
Que rotundamente nada era sin querer. Sigue Leyendo...

Amigos

Se despertaron sin haber dormido. De noche aún, en el momento cuando ya era después, se fueron.
Desde algún momento, salvando el implícito no quisieron pensar. Y no pensaron. Solo corría el tiempo. Casi ausente de ellos.
Ellos que eran los de antes.
Y se miraron.
Buscándose allí, donde solo existe el encuentro.

Y empezó a escribir con la mente,
lo que luego soñaría de su risa,
lo que pintaría de sus ojos,