Un día tan cualquiera como hoy como siempre…

Un día tan cualquiera como hoy me he podido despertar soñando con las mismas cosas de siempre; he desayunado, como siempre, solamente un café con leche, he escrito como siempre algunas palabras que me han salido, como siempre, del mismo lugar de siempre; he comido como siempre alguna que otra cosa alimentaria como siempre, no mucho más allá de lo de siempre; como siempre. Por la tarde he seguido escribiendo palabras salidas del mismo lugar de siempre; también en un día cualquiera como hoy he podido ver unos pocos minutos, como siempre, de un partido de fútbol jugado como siempre y finalizado como siempre. Y como siempre os estoy escribiendo este mensaje que es, como siempre, un montón de palabras salidas como siempre del mismo lugar como siempre. Un día tan cualquiera como hoy sigo soñando, como siempre, con un mundo mejor como sueño siempre siendo, como siempre, sólo un chaval de 18 años de edad como siempre.

8 comentarios sobre “Un día tan cualquiera como hoy como siempre…”

  1. me gusta la idea de hastío que transmites en el texto; de hecho puedo reconocer de alguna manera: alguna vez me sentí así. Y sé que muchos jóvenes de hoy se sienten así: como metidos en una rueda aburrida que se repite, sin sueños y sin ilusiones, de modo que acaban metiéndose en espirales para terminar al menos en algún otro lugar… perdona si me interpretación es demasiado libre ja, ja. Me gustaría saber lo que querías transmitir y si tiene algo que ver. Un saludo, Diesel.

  2. Hola Diesel, y es que la vida la pasamos, y crecemos y vivimos, con las cosas de siempre de nosotros, y nosotros nos sentiemos siempre jovenes, y siempre es bueno sentirse asi, porque el alma no envejece. Como siempre Saludos a la distancia Diesel.

  3. No los cumpliré jamás, Marian… porque he renunciado volutariamente, y no por coacción de nadie, nunca pasar de la barrera de los 18. Para mi es mucho mejor de esta manera que vivir en adulterio… que no va por nadie del Vorem… sino por los que crecen más de los 18 para hacer lo de siempre… jejeje… bueno Marian… como siempre es un placer decirte que gracias por leer y comentar. Como siempre seguimos siendo amigos para siempre. Por cierto un día escribí toda una serie televisiva titulada Amigos para Siempre pero, como siempre, pasó lo de siempre; pues alguien como siempre quiso usurpar como siempre mi guión como siempre y además otro, como siempre, escribió una serie que c omo siempre tituló Amigos para Siempre. O sea, como siempre. Por eso prefiero no pasar jamás de los 18 años de edad para no tener que vivir siempre todo aquello que, como siempre, demustra lo que es cierta envidia como siempre. ¡Un abrazote sincero y amistoso y a seguir adelante y nos pases jamás de los 16!.

  4. Hola Laura. Gracias por tu comentario. Sin reproche alguno deseo volver para siempre a mis 18 años de edad como siempre. No quiero crecer más allá de los 18 años de edad, sin reproche lo digo, para ver siempre lo de siempre.

Deja un comentario