Una breve pausa

Es una mierda esto de tener que ver todos los días las mismas jodidas fotos, los mismos muros y la misma taza del water con roña de años. No sé cómo coño he llegado aquí, pero solamente sé que se lo merecía. Era algo necesario por la comunidad, o de lo contrario terminarían engulléndonos como a una ostra.

La verdad es que no lo entiendo, aquella vírgen nos tendió las manos para levantarla y sacarla de aquel embrollo sin salida. Solamente hice lo que tenía que hacer, lo que ella deseaba. ¿Por qué me rechazaste entonces?¿¡Qué coño hice mal!?Eran tus deseos y yo me limite a cumplirlos a rajatabla. No me importaba cuan descabellados pudieran ser. ¿Y cual es mi recompensa? El odio de toda una comnunidad y estas cuatro paredes. Aprietan el nudo y en casi todos los momentos te aprieta la nuez, hasta tal extremo que se fuera a partir. Esa luz que nunca se va, solamente por las noches un poquito, muy poquito, como si diera vueltas por todo el lugar. Pero es mejor este purgatorio que no ese corral lleno de animales. Me miran, todos me miran, no me quitan ojo, me tienen todos vigilado. Pero antes de eso yo acabaré con ellos, y cumpliré tus deseos.

Deja un comentario