¡Y llegó el 25!

Espero “La Verdad” y “La Verdad” es que, para ver espectáculos denigrantes, prefiero pasar del tema de las votaciones. ¡Y llegó el 25 de mayo del año 2014 después de Jesucristo! Como he venido anunciando a través de toda esta última semana, mi voto ha sido el no voto. Ni he votado en las Elecciones al Parlamento Europeo ni pienso votar nunca jamás en ningunas Elecciones con ListasCerradas (por muy democráticas que digan que son aunque no se lo creen ni ellos) porque lo que no entiendo es que estemos siendo siempre engañados y que haya todavía personas (con la que nos está callendo) que sigan creyendo que no nos engañan. ¡A mí ya no me pilla el toro ni una vez más! La situación política de los políticos politiqueros ha llegado a tal extremo de sinvergonzonería que ya no se puede uno fiar, como dice un caballero con el que he tenido el placer de hablar, ni de su padre. Para tomarme el pelo prefiero ir al peluquero pero no desposito un voto (de la forma que sea el voto) en una urna que sólo va a servir para que los políticos polítiqueros de turno (y da lo mismo el turno que sea) se ufanen del triunfo en las urnas con el que ellos quieren torearnos de lo lindo. Lo más lindo que tiene el día de hoy es que me lo estoy pasando a gusto mientras degusto (y de gusto hablo) mi café con leche en “Dulce Noah”, que es la mejor forma y manera de pasarlo en dulce y tener el sumo placer de pasar las primeras horas de la mañana.

Si alguno me espera en la cola de los votantes que me espere otros dos mil años más; porque lo que es yo no me acerco, en el día de hoy, a una urna aunque la hayan adornado y decorado con todas las condecoraciones habidas y por haber. Prometí mi abstención más absoluta y me abstengo de cualquier comentario salvo que cumplo con lo que prometo y no como ellos. ¡A vivir que son dos mil años más y hay que aprovecharlos en cosas más sustanciosas que dar de comer a los avariciosos! Así que pienso pasar el domingo más feliz de mi existencia; algo así como Félix viendo cómo hay todavía personas que siguen cayendo en la trampa puesta a los ratones por los gatos panzudos. Este día es, para mí y con todos mis respetos hacia los demás, tan especial (pero tan especial), que me he concienciado de que lo mejor que podemos hacer nosotros y nosotras es la abstención que no sólo predico sino que la llevo a la práctica. ¡La mejor solución es la abstención! Y que salga el Sol por la Puerta de la Alhambra a ver si nos alumbra más y mejor.

Al parecer, todavía hay personas que viven, a la hora de confiar en los políticos, más a oscuras que las sotanas de los curas en un sótano sin luces. Que sea lo que Dios quiera que sea pero yo hago caso a mi conciencia y no voy a renunciar a mis grandes sueños… que es mejor soñar que estamos en el Paraíso en lugar de ver lo que pasa… y como veo lo que pasa paso de todo y de todos estos políticos politiqueros. Así que viva la Pepa (Flores o no Flores me da lo mismo) y quienes quieran defraudarse después pues que sigan defraudándose hoy y una vez más de las muchas que conocemos. Yo ya estoy demasiado defraudado para defraudarme más todavía. Por eso, dentro de muy pocos meses, voy a hacer el equipaje para irme a descansar al otro lado del mar para saber amar. Todo menos votar a los avariciosos de la Política que ganan tantos euros a costa de los pueblos que da vergüenza contarlo. Yo no sé si esto es Jauja… pero si esto es Jauja alguien se está comiendo los jamones a costa de quienes les votan o votan nulo, o blanco o cualquier otra manera de votar. Ganan millones mientras nosotros y nosotras estamos ya al borde de la hambruna debajo de la Luna. Esta noche saldrá la Luna (gracias a Dios y no a ellos). La Luna lunera cascabelera mientra mi abstención es sincera, honesta y real.

Hoy me he enterado, gracias a otro caballero con el que he tenido el gusto y el placer de charlar coloquial y amistosamente, que los obispos mormones viven como pachás a costa de los inocentes y las inocentes que caen en sus redes; cosa que, para decir la verdad, yo ya lo sabía desde que tengo uso de razón. Por otro lado, los periódicos no aparecen por ningún lado ni por ningún sitio. Será debido a que los periodistas están todavía (aunque sean compañeros de mi oficio o precisamente por serlo) todavía con la cogorza cogida: unos por haber bebido demasiado para celebrar la victoria de los merengues y otros por haber bebido demasiado para olvidar la derrota de los colchoneros. Unos por otros la casa sin barrer y los barrenderos, que todos los días empiezan a trabajar a las 7 a.m. tampoco están, hoy, todavía barriendo las calles anunque ya son las 8 y media a.m.

Hoy es la primera vez que no hablamos del gobierno por lo de “María Cristina me quiere gobernar y yo le sigo le sigo la corriente” y que piense lo que quiera la gente… porque mejor es reír que no llorar aunque las cosas están como para ponerse a llorar a moco tendido como los pavos en vísperas de Navidad. Se me están acabando los cigarrillos y tengo que controlar mi entusiasmo juvenil no vaya a ser que se me escapen de las manos y pase lo de no volverán de Gustavo Adolfo Bécquer. Menos mal que tengo fondos suficientes para reponerlos como se reponen los huevos en Mercadona. Asi que canto lo de “Y volver volver volver a tus brazos otra vez” que tarareábamos en el Siglo XX. El caso es que el día de hoy es una desolación completa porque estamos a 25 de mayo del año 2014 después de Jesucristo y todavía seguimos (¡válgame Dios!) viviendo la cultura de las urnas (quienes han estudiado Paleontología o Historía de la Humanidad saben muy bien de lo que estoy hablando). La hora de “La Verdad” ha llegado y “La Verdad” sigue sin aparecer por ningún lado hacia donde mires. Desolación. Eso es lo que es el día de hoy. Una desolación completa aunque ya estemos a 25 de mayo del año 2014 después de Jesucristo. Y es que sólo tenemos suficiente pasta para tomar cafés con leche hasta dentro de 8 días (recuerdo que junio tiene 30 días) mientras los chorizos (y no hablo de los los pobres chorizos sino de los políticos que son más chorizos que los pobres chorizos porque son chorizos ricos) nos quitan todo lo que pueden para tomar cócteles durante todo el mes mientras nosotros hacemos virguerías para tomar café con leche durante 8 días nada más y el resto nos lo pasamos a dos velas mientras ellos se lo pasan a toda pastilla (quien quiera entender que entienda antes de cometer el gran error de votar). Por eso si mi voto lo está esperando alguien que espere bien sentado porque yo sigo en “Dulce Noah” tomando mi segundo café con leche y lo que te rondaré morena mía. A buen entendedor sobran las metáforas pero esto no es una metáfora sino una realidad. Porque Ella sí que es dulce de verdad y ya no me gutan los cerdos agridulces de los chinos sino el arroz con leche que me voy a meter entre pecho y espalda esta gloriosa tarde de la abstención general, mi general, y que pase lo que pase en El Generalife. Y a otra cosa mariposa.

Para que pase toda esta pesadilla (¡y qué pesadilla se pone alguna que otra con lo de ir a votar!) lo mejor es ser felices de verdad y, que yo sepa (y ya sé bastante) a nadie le amarga un dulce o estamos todos ya tan locos que nos quieren enloquecer más pidiendo imposibles. Pero yo ni voto ni soy devoto. Ya está. Porque cada cual ha de ser cada cual y esto sólo es un ensayo de cara a las generales, mi general, y que pase lo que pase con la Generalitat de Catalunya, o lo que haya que catar con la uña, porque a mí plin ya que duermo en pikolín. Sólo sé que tenemos que seguir soñando. A Dios rogando y con el mazo dando. Fin.

Me parece que ya estoy a punto de adelantar a Albacete aunque no sé lo que pasa con Albacete. Son las 9 a.m. y aparecen, por fin, los barrenderos. Espero que sea para bien. ¡Y a vivir que son dos mil años! Me voy para adentro ante de que me trague la urna… esto… quiero decir la la máquina de hacer churros calientes… claro que aclaro que votar en el día de hoy y hacer churros calientes es la misma cosa porque da lo mismo que lo mismo da. No han tenido ni el detalle de regalar un bocata de tortilla a quienes están votando… lo cual ya es el colmo de la desfachatez y la falta de educación y la grosería… y todo que están ustedes pensando mientras leen estas líneas porque la memoria histórica e histérica está para algo más que para olvidarla en el polvo del cajón (y digo cajón con a) de sastre. ¡Vaya desastre! A mí lo que me importa de verdad es poder contarlo. Filosofía para todos, amigos y amigas de escrituras varias y es que en la variedad está el gusto o el disgusto. ¡Menudo disgusto se van a llevar los políticos politiqueros cuando comprueben que no todo el monte es orégano! ¡Me quiero ir a Oregón! Y es que a todo esto, para más inri, hoy están cerrados los estancos; lo cual quiere decir que para tener existencias hay que echar mano de las resistencias. Resistir a la tentación también es un milagro.

Deja un comentario