Ya no te amo

A ti que sé que nunca leerás esto. Sólo decirte que te amé tanto que mi corazón ha estado herido mucho tiempo y cuánto significaste para mí en una etapa de mi vida, por desgracia nuestro amor no pudo ser. No éramos tan distintos, pero no podíamos estar juntos sin discutir y sin ofendernos. ¿Por qué me dejaste de querer? yo siempre te amé y hasta mi alma hubiera vendido al mismísimo diablo por ti. También sé que no te tendré más, que nunca me abrazarás y me dirás dulces palabras al oído. Pero quiero recordar con el corazón ya repuesto de las heridas del alma los momentos que pasamos juntos.
Las tardes de sábado en tu casa escuchando «Porcelain», tus labios acariciándo los míos y tu suave piel rozándo la mía, yacer juntos y contar las estrellas que parecían preciosos brillantes ante nuestros ojos. Ya no veré más amaneceres contigo, no nos cogeremos las manos, ni miraré tus preciosos ojos siempre suplicantes de amor, ni apoyaré mi cabeza en tu pecho. No necesito que me quieras, sólo deseo fervientemente que siempre te acuerdes de mí y sepas lo que has perdido. Mis heridas están curadas y he resurgido cual ave Fénix. Ya no te amo.

Un comentario sobre “Ya no te amo”

  1. .Lo debes de haber pasado muy mal y ahora das gracias de haberlo superado, pero siempre quedará ese increíble recuerdo, verdad? me alegro de que tus heridas estén más o menos curadas, y de que puedas escribir algo así con la certeza de que el mayor sufrimiento pasó, aunque curiosamente todavía reflexionemos sobre ello y nos hagamos muchas preguntas.

Deja un comentario