YNQ

YNQ

. Ahora estás tú
en mi habitación,
hablando y hablando y hablando…
y sigues…
“…nunca negé hablar con ella…” “…entonses, o sea, los selos…”
“Siempre que me llamó acudí ¿Sabes?” “tú sí eres buena”…
Dices que borre lo que estoy escribiendo.
Dices que no vas a hablar nada más. Que no escriba.
¿Y entonces por qué me lo cuentas, pequeño?
Te escucho.

(Dices que quieres volver al tema «ése».
Ah, ya lo adivinaste, por fin

Me estás comiendo la oreja para que te dé un besito…
¿Por qué quieres besarme?
No entiendo por qué me quieres besar.
Yo
No
Quiero!!!)

Un comentario sobre “YNQ”

Deja un comentario