Todas las entradas de: Christian

No fue a proposito…

Escape de este mundo un viernes, cuando todos
esperaban ansiosos el fin de semana.

Ese viernes no tenía gran cosa que hacer y me morí.
Mis conocidos ocupados en salir del trabajo con prisa
por llegar a casa y hacer planes para el siguiente día,
por fin el sábado, reponiéndose de la fiesta o del trabajo
o listos para salir con la familia, llego la noticia.
Se murió aquel… si aquel ya sabes.

No fue a proposito.

Escape de este mundo un viernes, cuando todos
esperaban ansiosos el fin de semana.
Ese viernes no tenía gran cosa que hacer y me morí.
Mis conocidos ocupados en salir del trabajo con prisa
por llegar a casa y hacer planes para el siguiente día,
por fin el sábado, reponiéndose de la fiesta o del trabajo
o listos para salir con la familia, llego la noticia.
Se murió aquel… si aquel ya sabes.

No fue a proposito!!

Escape de este mundo un viernes,
cuando todos esperaban ansiosos el fin de semana.

Ese viernes no tenía gran cosa que hacer y me morí.
Mis conocidos ocupados en salir del trabajo con prisa
por llegar a casa y hacer planes para el siguiente día,
por fin el sábado, reponiéndose de la fiesta o del trabajo
o listos para salir con la familia, llego la noticia.
Se murió aquel… si aquel ya sabes.

Un claro día

Mi hombro esta aquí para cuando te haga falta,
arrollando las tinieblas a mi paso, abro camino
allí donde antes había caos y extiendo mis brazos
hasta los confines remotos del mundo haber si te abarco.
Si sigo por este camino es solo por que creo
me encontrare en el sitio donde alguna ves estuvimos

Por eso me esfuerzo por corregir en mi, ciertas faltas,
en borrar antiguas manchas, no así el recuerdo que tengo de ti.
Cuando haya reparado estas fracturas de mi vida,
y analizado bien sus consecuencias y que el reproche
y la excusa estas dos perdidas de energía, se hayan
vuelto igualmente inútiles habré logrado algo Sigue Leyendo...

Rarezas

Los tiempos en que nos veíamos en las cafeterías para
desencontrados y fumábamos tantos cigarrillos como
fuera posible como para poner el clima adecuado y
cuando te dejabas conducir por cualquiera de mis manos
y las conversaciones y las risas se nos alargaban sin tanto
esfuerzo y las cosas por absurdas que parecieran, a nosotros
nos acercaban mas, ya no volverán. Me alegra bastante que
te hayas ido y que desparecieras de mi vida como una gran
sombra que se va alejando conforme amanece, es cierto eso
que los recuerdos con causas vitales para extrañar a alguien
pero en tu caso nunca fue así, incluso ahora no puedo asegurar
que te extraño por que siempre figuraste en mi vida, al poner
azúcar al café o al opinar en ciertas cosas sabia que tu me
habías implantado algunas maneras que anteriores a ti yo
miraba incorrectas o confusas pero que en aquellos momentos
siempre me perecieron adecuadas. Sigue Leyendo...

Mientras tanto.

Voy a aguardar el tiempo que sea necesario, voy a sentarme de cuando en cuando a relajar las piernas para que la espera se sienta menos, no te sorprenda si acaso a tu llegada me miras leyendo,será por que la imaginación se me fue desgastando y trato de recuperarme, incluso si ya es tarde y no he pasado aun, seguramente ocurrió que el desencanto me acoso de pronto, viajare mas a menudo pasando por los torniquetes de aquella vieja estación posiblemente la casualidad nos sonría, me detendré a mirar a diario a medio día para que el olvido se disperse algunas noches iré en compañía de un café o algo que me haga pasar desapercibido, cuando los lugares mas concurridos no me funcionen iré en busca de sitios menos frecuentes pero igualmente importantes. Sigue Leyendo...

Mientras Vivas

El encuentro contigo hace muchos años
fue un cataclismo del cual todavia no me repongo,
pues no he vuelto a sentir con la misma intensidad
esa sensacion de desorden.

Hay una señal misteriosa que me dirige a casa
donde esta la mujer que mas me inquieta,
no es la mas brillante ni la mas bella
pero es sin duda con la cual
tengo afinidades profundas

Me reconforta saber que etas alli
y eso me alegra bastante.

«Cuando el destino nos gana».

Sonó el teléfono temprano, todo estaba listo solamente había que seguir el curso de las cosas…
Caminaba por la avenida y entonces me detuve en punta del cielo, una cafetería cerca de la plaza comercial después de ordenar un capuchino irlandés especial (soy algo exigente para el café y solo en este lugar preparan esta bebida, cien años de soledad es un brillante pasatiempo en las mañanas grises,) camine hasta la esquina contraria de la cafetería y levante un celular. Mi primera reacción debía ser entregarlo a la persona que estaba en esa mesa y así lo hice, -Se le ha caído el celular tome, (abrió el bolso) no es mío dijo – inmediatamente después sonó y conteste, Sigue Leyendo...

Deseos

Que las noches se tornen infinitas
Que los recuerdos me parezcan cada vez más absurdos
Que la melancolía me invada por completo
Que se los autobuses se detengan un instante
Que los suspiros desparezcan durante el día
Que me suenen tristes las canciones
Que las fotografías se desvanezcan
Que los ruidos se estremezcan en uno solo
Que se cancele el licor en las licorerías
Que las manos no se extrañen mutuamente
Que el insomnio se mantenga en huelga

Te invito a fingir esta tarde.

Te invito a fingir esta tarde que dices, vayamos al cine o a caminar, te espero bajo el reloj del metro, a fin de cuentas nada será real, podemos decir cualquier cosa sin arrepentirnos nunca, primero tomaremos café, si!, la cafetería es un buen comienzo, que las conversaciones sean amenas, que estén llenas de mentiras y palabras absurdas, que los deseos fluyan rápidamente, solo hay que convencer a los demás, lo haremos de tal manera que cuando alguien nos mire crea que somos felices, que hemos superado la adversidad, que cosas como esta si son posibles, será divertido, hablemos como nunca lo haríamos, habrá que decir lo que alguna vez leímos, y obtener nuevos nombres, (tu me escucharas atentamente y yo te llamare “amor” Sigue Leyendo...

Faltansas

Me hizo falta convencerme de que las cosas suceden, de arriesgarme indudablemente por sobre todo

Me falto recuperar el aliento con tanto calor y sujetarme a los sueños que no me han llevado a ninguna parte

Me falto la fortaleza de un gigante y la sobredosis de felicidad que no poseo

“Me hizo falta rosar tu piel para convencerme de lo absurdo y escucharte de cuando en cuando para entender la realidad “

Brillante Excepcion.

A el le gusta salir a caminar por las noches aun que sea un poco, asomarse por la ventana y descubrir lo desnuda que esta la calle, procurar ser la excepción sin importar de que forma, además tiene una colección extensa de libros, me dijo alguna vez, que “leer es de los pocos placeres que están al alcance de todos”, aunque carece de humildad y puede llegar a ser detestable, siempre supo ayudarme sin importar lo que pasara…. Sigue Leyendo...

Habitaciones…

Aun no estoy seguro de haber despertado o haberme quedado dormido ansío describir con precisión lo que sucedió, ahora escuchen con profunda atención. Antes de salir de aquel lugar recordaría que no fue el aroma intenso del aceite, ni la música que producía algo parecido a un fonógrafo, lo que llamo mi atención, fue y es como lo digo, un conjunto de tic tac que resonaba por todo el lugar, el numero de relojes en la habitación era impresionante, todos marcaban una hora distinta, los modelos y tamaños variaban pero el parecido entre ellos era confuso, a pesar que lo pensé repetidamente continuaba dudando de lo que veía, el cansancio y el ruido habían lastimado mis sentidos, no podía producir ningún sonido y ha decir verdad no fui capas de percibir el clima entre cálido o frio. Sigue Leyendo...

Emocionalmente climatico

Estas han sido semanas invadidas por fríos errantes, que llegan a estas tierras en vísperas de invierno y la mayoría de las cosas se tornan grises y heladas
Aquí en la ciudad los edificios se congelan, el aire cada vez más frio, se estrella por todas partes a velocidades incalculables y los cielos se van hundiendo en grises sin formas ni sentido, para la mayoría de la gente los días así son invivibles, indeseables, malos y tristes.
A decir verdad a mi me gustan los días así por que cuando todo se pone triste frio y los días son malos indeseables e invivibles es mas fácil hacer que las cosas cambien. Sigue Leyendo...

Te o Cafe

Es algo muy simple uno llega a la cafetería, se sienta, y le pasa lo que a todos, se queda mirando el letrero de las bebidas y después le dice su acompañante (que también le ha sucedido lo mismo) ¿que vas a pedir? no se.

Es este tipo de cosas lo que me llevo a escribir este texto.
Uno comete una estupidez similar pero mas grave toda su vida, y sale de casa procurando verse bien y lo mas limpio posible, con algo de dinero en los bolsillos, y una buena actitud, después, rodeado de automóviles, de gente, de arboles, uno espera que suceda algo. Y no sucede. Sigue Leyendo...

Al final del dia

¿Por que seguiría contigo?
Mentiría si dijera que me siento bien estando contigo
o que eres el amor de mi vida ni siquiera podría decir que por que te quiero.
Seguiría contigo
Porque me haz hecho soñar una vez mas…
Por que provocas en mí, una necesidad de decir tonterías para hacerte reír.
Por que me emociona estar a tu lado.
Por la forma en que me miras cuando he cometido algún error.
Por que aunque no me digas nada, se que puedo contar contigo.
Por que me hace falta alguien como tu.
Por haber llegado en el momento preciso a mi vida. Sigue Leyendo...

Barras de chocolate.

Pues he tratado de alcanzar el tiempo que desperdicie, ahora me ato por las noches a una maldita guitarra que aunque me conoce no ha escapado de mi vida y he intentado desesperadamente terminar el libro que empecé hace un par de años, a veces tomo el café con algunos compañeros de la prepa y hablamos de los añejos tiempos, he conseguido después de una clase de yoga que invente dejar de fumar, se me han dado nuevos vicio como el café, pizza, parques, y cine, de vez en cuando escribo relatos cortos para Vorem.com y he conseguido terminar con el insomnio, también adquirí una necesidad de leer que todavía no comprendo, y un gusto intenso por el chocolate Sigue Leyendo...

Tiempos

Estaba de pie se había levantado, cerca de las 4 am a cerrar la ventana:
La manecilla marco las cuatro, y aunque no lo he sentido, he vuelto a dejar la ventana abierta, ahora estoy aquí a un costado del baño, sentada en el edredón cálido de siempre, con las pantuflas a doce centímetros de mi, frente al televisor, sobre el alfombrado de caricias azules, detrás de mi la cabecera, bajo el techado elegante que inevitablemente disfruto antes de dormir, iluminada por la luna que llena el tragaluz, a un lado del sonido de los arboles añejos, lejos de la ventana que congelo el dormitorio, rodeada de pelusas de recuerdos que se desprenden de una vieja figura de felpa, invadida por la madrugada sin poder dormir, sosteniendo la mirada en el abrigo que olvido.
Quizá no debí dejarlo, seguro que ya lo olvido… ahhhgh (bostezo) Sigue Leyendo...

Tardes en Blanco y Negor

Todavía camino de noche soñando tanto, aun poseo mi torpeza de creer y mi inutilidad de la esperanza, y me vienen las figuras de los garabatos de la libreta a rayas, con relatos inelegantes que tratan de contarte lo que veo y como en cada uno aparece desapercibido un recuerdo acerca de ti. Cuando lo peor ha pasado y uno se toma el tiempo para encender un cigarrillo a escondidas, cuando la madrugada nos alcanza con alguna melodía de esa que te hace miserable y la quinta de la guitara se ha roto; cuando la lluvia, las carreteras, los trenes, el poker, las películas y las cartas ya no tienen nada que ofrecer. Sigue Leyendo...