Caminaba altiva el lirio de la primavera

Quizás, tras los nuevos átomos venidos con la lluvia.
Se descalcen de nubes preñadas de amargura.
Caminaba altiva el lirio de la primavera.
Sus manos guirnaldas de azucenas.
Cuello de cisne, plumas de ángel.
Y el cabello una cascada negra.
Boca de fresa madura.
Con gotitas de perfume de amapolas.
Airosa paseaba su talle, su hermosura.
El vaivén de su cuerpo es música adorable.
Melocotones dulces me ofrece y jazmines.
A mis ojos melindrosos de sus curvas.
Quizás otro día vuelva si la trae la lluvia.

Libelle

4 comentarios sobre “Caminaba altiva el lirio de la primavera”

  1. Quizás. Esa es la verdadera ecuación a resolver cuando debemos descubrir el verdadero amor. Quizás quiere decir, cuando lo has encontrado, que es cierto y cuando es equivocado que es falso. El quizás siempre existe hasta que lo convertirmos en un acierto. Lo demás quizás son errores. Con un quizás logrado los demás quizás quedan anulados. Un saludo cordial.

Deja un comentario